En Defensa de las Montañas

Atrás     Objetivos       Picos de Europa      Otras montañas     Fauna      Flora     Gea     Libros     Varios     Blog

Objetivos

Los dos objetivos de esta página son el estudio y la defensa de las montañas.

En cuanto al primero de ellos, la página se centra fundamentalmente en el estudio de los Picos de Europa y la cordillera Cantábrica. Las descripciones y las rutas aquí contenidas no son el resultado de visitas esporádicas, sino fruto de una investigación sistemática y detallada para cuya realización ha sido necesario, casi siempre, visitar repetidamente la misma montaña.

Aun así, tenga en cuenta que nada está libre de posibles errores, y que la montaña es un entorno peligroso y cambiante donde minimizar los riesgos es fundamental. Considere lo que aquí se expone como una simple aportación al conocimiento de las montañas, pero no lo convierta en el único criterio para desenvolverse en el monte. Nada puede sustituir al buen juicio (lea, por favor, el aviso legal).

En lo que respecta al segundo objetivo, resulta evidente que, como todos los ecosistemas del planeta, las montañas están sufriendo diversos impactos derivados de la actividad humana.

Por necesidad o por diversión, la presión de nuestra civilización sobre las montañas es cada vez mayor.

Pese a las múltiples agresiones que sufren a diario las montañas, estaría fuera de lugar que aquí se pretendiera establecer un decálogo de buen comportamiento en el monte. Ya están para eso las leyes y las normas de cada espacio natural.

Ahora bien, el respeto a las montañas y, en general, al medio natural consiste en algo más que depositar la basura en el contenedor apropiado. Es una cuestión mental. Las montañas no son un campo de juego, forman parte de nosotros, de nuestra historia y de nuestro futuro.

Partiendo de la idea de que solo se respeta lo que se conoce, defender dando a conocer podría sintetizar la razón de ser de este sitio.

Hay quien opina que esa no es una buena idea, y que abriendo puertas solo se consigue que entren más desaprensivos. Pero las puertas de la montaña no se pueden cerrar, y, aunque se pudiera, no sería justo.

En cambio, mostrar la belleza de las montañas, transmitir su significado y su historia muy bien podría lograr que algunas personas con corazón comprendan mejor cómo y por qué debemos respetarlas.


© Jesús Sánchez Melado - jesus@endefensadelasmontanas.com
Web
Analytics