Atrás Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Ascensión al Yordas

Salimos de Liegos (1130 m) por la pista que, entre Solasierra y la peña de las Canales, marcha hacia el sur en dirección al Yordas.

Pico Yordas

YordasVista del Yordas desde Liegos.

El camino gana altura suavemente (1162 m, 1,2 km), para luego descender al valle de San Pelayo, donde, tras describir una pronunciada curva hacia la derecha, pone rumbo a Lois. Aquí lo abandonamos (1120 m, 1,8 km) haciendo lo contrario que el camino, es decir, girando a la izquierda.

Enseguida, cruzamos una valla, y, siguiendo su trazado, nos dirigimos hacia el río. Allí, un puente, semioculto en la arboleda, salva el Valverga y nos deja en las praderas de Boca Valdeliegos (1105 m, 2,1 km).

Ascensión al YordasEl inicio de la ruta visto desde la cima del Yordas.

YordasCara norte del Yordas.

Algo más arriba, vemos una de las puertas que permiten franquear la alambrada que rodea el conjunto Yordas-peña de la Collada, instalada hace varios años con la finalidad de conseguir la introducción bajo control de ejemplares de cabra montés.

Nos encaminamos hacia ella y hacemos pie en una pista que comienza a ganar altura por las laderas del monte Burín, pasando justo por encima de un buen manantial de agua fresca (1140 m, 2,5 km).

Ascensión al YordasEn la pista que asciende por el monte Burín.

Podríamos seguir por la pista hasta la majada Burín, pero consideramos excesivas sus vueltas y revueltas para ganar, a fin de cuentas, trescientos metros de desnivel; así que, en un claro del bosque con pradera a ambos lados del camino (1250 m, 3,1 km), decidimos acometer una subida más decidida. Allí mismo damos con una antigua senda que bordea por la derecha la cota 1416, y sale rápidamente a la majada, en el límite superior del hayedo (1420 m, 4 km).

Ascensión al YordasLlegando a la majada Burín por el atajo de la senda.

Ascensión al YordasDetalle de la aproximación a la majada Burín.

Majada Burín

YordasCamino del Yordas, en el límite superior del bosque, se encuentra la majada Burín. Más abajo, en el piedemonte de los cordales que se elevan hasta la cordillera de Pármede, queda Burón, con el valle de Rabanal a la derecha, y el de Mirva a la izquierda. A lo lejos, el fondo omnipresente de los Picos de Europa.

Desde la majada, el terreno continúa en franca subida hasta el collado Burín (1690 m, 5,2 km), donde termina la abrupta pared oriental del Yordas. En el collado, se abren dos opciones para alcanzar la cima.

Trepar directamente por la pared oriental (opción A) requiere una cierta pericia, aunque, si las condiciones son favorables, carece de obstáculos notables. En primer lugar, hay que superar una fuerte pendiente tapizada de gayuba, para después acometer la trepada propiamente dicha.

Ascensión al YordasSubida directa a la cima desde el collado Burín. En presencia de nieve, como en la fotografía, este tramo resulta complicado y muy peligroso. En estas condiciones, la única alternativa razonable es el rodeo que se describe más adelante en el texto.

Lo más conveniente es progresar en ligero ascenso hacia la izquierda, hasta encontrar la zona que presenta menos dificultades.

Luego, zigzagueando para evitar el terreno más complicado, se sube hasta un resalte contiguo a la cima, algo aéreo pero que se supera con facilidad.

Salvar el desnivel acumulado de 900 metros que separa Liegos de la cumbre, erguida a 1964 metros, viene a llevar entre tres y cuatro horas.

Si la pared oriental de la montaña se encuentra intransitable (o se prefiere un itinerario más sencillo), cabe la posibilidad de dirigirse a la más pacífica ladera meridional (opción B).

Para ello, descendemos desde el collado unos 100 metros por la pendiente que da vista a Riaño, hasta alcanzar el lugar donde el escarpado espolón sur de la montaña se hace accesible (1620 m).

Ascensión al YordasDos posibles accesos a la ladera meridional.

Ascensión al YordasAcometiendo la pina ladera sur del Yordas.

YordasLos dos itinerarios descritos para coronar la montaña partiendo del collado Burín. Fotografía tomada desde el cueto Cabrón.

Trasponemos el espolón, y, una vez en la ardua ladera meridional del Yordas, con esfuerzo pero sin sobresaltos, llegamos a la cima.

Vistas desde la cima

Por la pared oriental  
Distancia (total) 12 kilómetros
Ascensión acumulada 960 metros
   
Distancia (solo ida) 6 kilómetros
Ascensión acumulada 900 metros

Por la ladera meridional  
Distancia (total) 15 kilómetros
Ascensión acumulada 1130 metros
   
Distancia (solo ida) 7,9 kilómetros
Ascensión acumulada 990 metros

Mapa de la ruta (A) Track

Mapa de la ruta (B) Track
Web
Analytics