Atrás Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

La Torrezuela desde Vega Huerta: ruta directa

En esta ocasión, para coronar la Torrezuela, tenemos la intención de ganar la horcada del Alba directamente desde el jou de las Pozas (sur), en lugar de acceder por el norte, como hicimos, tras rodear la mole de la Torrezuela por el oeste, en nuestra anterior visita a esta cumbre.

Reduciremos, de este modo, la longitud total del itinerario en 2 kilómetros; y su ascensión acumulada, en casi 200 metros. El trayecto entre Vega Huerta y la horcada de Pozas es común a ambas rutas.

La Torrezuela

Desde Vega Huerta (2.030 m), sin perder altura, enfilamos hacia el noroeste rumbo al Llastral por el concurrido y perfectamente balizado camino que se dirige hacia Vegarredonda.

El LlastralItinerario desde Vega Huerta al collado entre el Llastral y la Llerona.

Hitos y marcas de pintura nos guían por la parte alta de esta pedregosa depresión, que viene a ser una especie de circo limitado por la cresta occidental de Peña Santa y el contrafuerte que arranca de la horcada Alta de los Llambriales.

LleronaVista del cordal de la Cabra Blanca desde el collado entre el Llastral y la Llerona.

Al trasponer la cresta de Peña Santa (2.100 m, 1,2 km), la trocha entra en la Llerona y baja unos metros. No muchos, pues se trata de cruzar a media altura este enorme hoyo aprovechando las huellas de paso dibujadas en su pedrero oriental. Para ello, lo mejor es no esquivar completamente el contrafuerte que baja de la Aguja Corpus Christi, sino atravesarlo bastante arriba, asunto que se resuelve con una sencilla trepada.

Cabra BlancaItinerario para cruzar la Llerona. Fotografía tomada desde la cima de los Estribos.

Si damos con el itinerario correcto y los neveros no lo impiden, no tardaremos en llegar a la horcada de Pozas (2.109 m, 1,9 km).

Justo enfrente, se alza la escarpada muralla que, rematada a poniente por la Torrezuela, cierra el jou de las Pozas por el norte. Una muralla cuyo punto más débil se halla en la vertical de la cota 2.350 (la cumbre situada al norte de las Tres Marías), ligeramente a la derecha de la pedregosa canal meridional de la Torre de Enmedio. Allí los pedreros de Pozas suben muy arriba, y los resaltes, debilitados por la erosión, se tornan transitables. Llegar hasta ese punto resulta más fácil de lo que pudiera parecer.

La TorrezuelaItinerario a la horcada del Alba desde el jou de las Pozas.

De momento, proseguimos por el camino de Vegarredonda unos 200 metros más; hasta que, una vez cruzado el pequeño hoyo de la horcada, cuando la senda inicia un decidido descenso hacia el fondo de Pozas, giramos a la derecha y abandonamos la balizas.

La TorrezuelaEl camino a Vegarredonda y la desviación a la horcada del Alba vistos desde la cumbre de la Torrezuela.

Entre nosotros y el cordal de la Torrezuela, se interpone un morro rocoso. Lo trasponemos sin ceder altura (2.130 m, 2,4 km). Ahora ya solo nos separa del cordal un sencillo pedrero. Tras cruzarlo, ascendemos por el muro calizo, muy desfigurado aquí por numerosas fisuras y canaletas. Vamos subiendo en diagonal hacia la izquierda, usando esporádicamente las manos, hasta dar con el extremo inferior del gran pedrero meridional de la Torre de Enmedio (2.190 m, 2,8 km).

La TorrezuelaDetalle de la ascensión por el muro.

La Torrezuela

La TorrezuelaSuperando el muro.

Remontamos el pedrero por su borde izquierdo (en el derecho hay una sima). No es preciso subir mucho (unos 30 metros), en cuanto el terreno a nuestra izquierda se torna transitable giramos hacia esa mano.

La TorrezuelaEl pedrero de la Torre de Enmedio.

Nos encontramos en la vira de la Torre de Enmedio, utilizada, sobre todo, para regresar de las Tres Marías.

La TorrezuelaEn la vira de la Torre de Enmedio.

La vira no es muy evidente pero el terreno tampoco presenta dificultades dignas de mención, y la travesía, apenas interrumpida por algunas someras subidas y bajadas, nos lleva a la horcada del Alba (2.226 m, 3,3 km).

De la horcada arranca la entretenida cresta oriental de la Torrezuela.

De apenas 300 metros y con pasos que no superan el segundo grado, la cresta consta de tres partes: un escarpe inicial, un fino y aéreo tramo horizontal, y un resalte final seguido de otro trecho corto y afilado.

La Torrezuela desde la horcada de PozasLa cresta oriental de la Torrezuela vista desde la horcada de Pozas.

Ascensión a la Torrezuela

Ascensión a la TorrezuelaSuperando el escarpe inicial de la cresta.

Ascensión a la TorrezuelaEn el afilado tramo horizontal.

Ascensión a la Torrezuela

Ascensión a la TorrezuelaEl resalte final.

Ascensión a la TorrezuelaLlegando a la cima.

La Torrezuela desde el TorcoDesde el Torco, la cresta de la Torrezuela presenta este espectacular aspecto.

La roca, buena en general, permite coronar la montaña (2.317 m, 3,7 km) transitando siempre por el filo de la arista.

Vistas desde la cima

Distancia (ida y vuelta) 7,4 kilómetros
Ascensión acumulada 530 metros

Distancia (ida) 3,7 kilómetros
Ascensión acumulada 390 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones a la Torrezuela
Web
Analytics