Atrás Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Ascensión al Susarón por la canal meridional

La canal meridional del Susarón es uno de los pocos lugares (si no el único) de la vertiente sur de la montaña por los que se puede acceder andando hasta la cima.

Se trata de una abrupta canal, ocupada por un gran pedrero en la base y muy escarpada en la cabecera. En su parte superior se abre la llamativa cueva de las Palomas o de los Grajos.

Según cuenta Ángel Espín en Memoria de Camposolillo, "los mozos tenían por costumbre (hablamos de los años 50), subir a la cueva al oscurecer y colocar una manta cubriendo la parte superior de la entrada a la cueva; luego, alumbrando con linternas y chillando, espantaban a los grajos que trataban de salir a la desesperada dándose de bruces con la manta y cayendo al suelo, donde eran rematados a palos". Sin comentarios.

Canal meridional del SusarónCanal sur del Susarón.

Comenzamos a caminar en el Esquinón, lugar donde el río Silván desemboca en el Porma (1.110 m).

Rodeamos el Esquinón por la izquierda como si nos dirigiéramos a la cresta oriental de la montaña, pero, en lugar de acceder a la canal formada por la bifurcación de la arista, tiramos hacia la izquierda de la cresta, y nos vamos acercando a las paredes por el terreno, abundante en tojos, que cae al sur de las mismas.

Ascensión al SusarónAproximándonos a las paredes.

Ascendemos sin separarnos de los paredones del Susarón, siguiendo, en el mejor de los casos, someras trochas trazadas por el paso del ganado. De cualquier forma, el terreno no ofrece dificultades y el avance es franco.

Contemplan nuestro solitario deambular el buitre, que anida en estos inexpugnables farallones, el rebeco, que trisca despreocupado entre los pedreros, y alguna que otra cabra montés, que, sorprendida por nuestra presencia, se escabulle perdiéndose de vista entre inverosímiles desventíos.

Buitre sobrevolando el embalse del PormaBuitre sobrevolando el embalse del Porma.

Cabra montés en las paredes del SusarónMacho de cabra montés en las paredes del Susarón.

Tras alcanzar el borde derecho de la canal (muy amplia aquí abajo), unas cómodas traviesas herbosas nos dejan junto a su gran pedrero (1.580 m, 2,1 km). Lo cruzamos y reanudamos el ascenso.

Ascensión al SusarónA punto de cruzar el pedrero.

Más arriba, en medio de la canal, vemos un pequeño collado formado por un cuerno rocoso. Subimos hacia él por la izquierda y lo trasponemos (1.670 m, 2,3 km).

Ascensión al SusarónProgresando por encima del pedrero.

Tras efectuar una ligera travesía hacia la derecha subimos a la cueva de las Palomas (1.760 m, 2,6 km). Aquí la canal se divide en dos surcos, uno a cada lado de la cueva.

Ascensión al SusarónPor encima del collado, cerca de la cueva.

Cueva de las Palomas

Cueva de las PalomasCueva de las Palomas.

Desde la cueva bajamos unos metros para embocar el surco de la izquierda, estrecho, escarpado y con mucha piedra suelta en algunos tramos, pero que, sin grandes dificultades, sale a la línea de cumbres (1.820 m, 2,8 km).

Ascensión al Susarón

Ascensión al Susarón

Ascensión al SusarónEn la parte final de la canal.

Ya solo nos resta girar a la izquierda para, por una rampa herbosa, coronar el Susarón (1.878 m, 2,9 km).

Vistas desde la cima

Distancia (ida y vuelta) 5,8 kilómetros
Ascensión acumulada 790 metros

Distancia (ida) 2,9 kilómetros
Ascensión acumulada 770 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones al Susarón
Web
Analytics