Atrás Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

La Rasa de la Inagotable y la Junciana

La Rasa de la Inagotable y la Junciana forman parte de la sierra Mojones, el cordal que cierra por el sur la vega del Hoyo Oscuro, separando esta depresión de las grandes canales meridionales de Ándara, como la de Arredondas o la de San Carlos.

El topónimo "La Rasa de la Inagotable" tiene un evidente origen minero. No en balde la Sociedad la Providencia, que operó en el entorno de las vegas de Ándara, tenía inscrita una concesión denominada Inagotable. E incluso la mina Evangelista, sita en el hoyo homónimo, fue conocida también con ese mismo nombre. No parece descabellado suponer que el topónimo con el que hoy se designa la montaña se derivara del nombre de una de esas concesiones, ambas situadas en sus alrededores.

Claro que esto significa que, con anterioridad al auge de la minería (segunda mitad del siglo XIX), la montaña debió ser llamada de otra forma. Sobre todo en Ándara, algunos topónimos usados desde antiguo por los pastores o bien se han perdido, sustituidos por otros procedentes de la minería, o bien hoy se sitúan, por error, en lugares equivocados.

Gracias a la labor de autores como Víctor Puente Cantero (cuyo libro La vertiente lebaniega del Macizo Oriental de los Picos de Europa recomendamos), sabemos, por ejemplo, que los pastores llamaron (y siguen llamando) pico el Grajal a la montaña que, en casi todos los mapas, figura como la Rasa de la Inagotable.

Ascensión a la Rasa de la Inagotable y la Junciana

Vistas desde el Samelar

La Junciana, la Rasa de la Inagotable y su entorno. Fotografía tomada desde el Samelar.

La Rasa y la Junciana desde la Sierra de la Viorna

Desde la sierra de la Viorna.

La Rasa de la Inagotable desde el Pico Jano

Desde el pico Jano.

Vistas desde la Rasa

Vistas desde la Junciana

Ascensión a la Rasa de la Inagotable y la Junciana
Web
Analytics