Atrás Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

El pico Pozúa desde Polvoredo

Hoy me dispongo a partir hacia el Pozúa desde la retirada aldea de Polvoredo, siguiendo el camino de Pío, por los valles de la Puerta y Becenes.

Pico Pozúa

Salgo del pueblo (1210 m) con rumbo noreste, atravesando las amplias y casi horizontales praderas regadas por el río de la Puerta.

pozúa

Apacibles praderas a la salida de Polvoredo.

Poco a poco, el valle se va angostando, encajado entre la cordillera de Pármede y las últimas estribaciones de la sierra de Carcedo.

A dos kilómetros escasos del pueblo, la pista se bifurca. El cordal de la izquierda se interna en el valle de Muñenes. El de la derecha, por el que continúo, en el de Becenes.

La ruta, en suave ascenso, transita ahora por terreno más montaraz, en el que alternan los hayedos y las praderas plagadas de escobas.

Más arriba, en las laderas del Pármede, domina el pinar. A mi espalda, Peñalavela y el Lázaro se recortan en el horizonte.

Dos kilómetros y medio más allá de la bifurcación, mana la fuente Cerrada (1.450 m), un buen lugar para realizar una primera parada. No muy larga, porque todavía debo continuar un kilómetro más por la pista, que va girando hacia el este para aproximarse a la sajambriega majada de Jian.

Pozúa

Más allá del refugio, por el puerto del Zalambral, se entra en Sajambre.

A la altura de un solitario refugio, un desvío hacia el noroeste se encamina hacia el cercano puerto del Zalambral, desde donde la senda se descuelga vertiginosa hasta la central hidroeléctrica de Pío de Sajambre.

Yo, en cambio, para alcanzar mi objetivo, visible ya en el horizonte, pongo rumbo hacia el este, siguiendo las trochas abiertas entre brezos y escobas.

pozúa

La charca y el Pozúa.

Tritón

Al poco, aparece la llanada que queda al oeste del Pozúa (1660 m), en cuya charca de someras aguas, entre tupidos y golosos arandanedos, cría el tritón.

El desfiladero de los Beyos desde el Pozúa

A través de la inverosímil hendidura de los Beyos, el Sella busca al Cantábrico. Antes de hundirse en los abismos del desfiladero, sobre el tapiz verde de Sajambre, el río de los salmones de plata refleja en sus aguas el caserío de Ribota. Fotografía tomada desde la cima del Pozúa.

La vía más cómoda para llegar a la cumbre pasa por el portillo de Becenes (1805 m), separado de la cima (1911 m) por terreno franco y un desnivel de cien metros.

Vistas desde la cima

Distancia (solo ida) 7,8 kilómetros
Ascensión acumulada 720 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones a Pozúa
Web
Analytics