Atrás Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Peña Castil

El itinerario empleado usualmente para ascender a Peña Castil parte de las vegas de Sotres, sube por la canal del Fresnedal al collado Camburero, y gana la cumbre por la apacible ladera norte de la montaña. Se trata de una ruta dura, aunque fácil y, normalmente, muy transitada.

Peña Castil

En esta ocasión, en cambio, vamos a ascender por la vertiente contraria, la sur, mucho más abrupta y solitaria.

Desde el cruce de caminos de la Llomba del Toro (1570 m), alcanzamos el collado de la Garmona siguiendo el itinerario de la canal del Vidrio (2265 m, 3,8 km).

Ante nosotros, lejos todavía, se alza Peña Castil, separada de donde nos encontramos por la amplia cabecera del valle de las Moñetas, un paraje arduo y laberíntico, plagado de hondonadas, donde incluso apuntar reseñas útiles para una progresión eficiente se convierte en una labor peliaguda.

Quizás las referencias más interesantes sean cuatro: la espigada silueta del Cuchallón de Villasobrada y tres depresiones: el hoyo de la fuente del Mogu y los jous de la Arena y de los Machos.

Ascensión a Peña Castil

Itinerario aproximado. Fotografía tomada desde el collado de la Garmona.

Aparentemente, existen dos posibilidades de aproximación, que vienen a confluir en la divisoria de los dos jous. Una de ellas rodea completamente el Cuchallón por la izquierda aprovechando al máximo el camino balizado a Collada Bonita. Nos pareció, sin embargo, un itinerario muy largo y que, además, ganaba demasiada altura, para luego perderla en el descenso hacia el jou de los Machos. Así pues, lo descartamos.

La otra opción, la que finalmente emprendemos, abandona el camino a Collada Bonita en el collado que comunica el Hoyacón de Villasobrada con el hoyo de la fuente del Mogu (2220 m, 4,8 km), bordea por el norte esta última depresión, y, dejando el Cuchallón a la izquierda, alcanza la divisoria del jou de los Machos y el jou de la Arena (2043 m, 6,3 km).

Desde esta divisoria, progresando por el suave borde derecho (este) del desolado jou de los Machos, nos ponemos en la base de Peña Castil (2090 m, 6,7 km).

Peña Castil desde el Cuchallón de Villasobrada
Ascensión a Peña Castil

Una vez entre los dos jous, el herboso borde derecho del jou de los Machos nos deja al pie de Peña Castil.

Hienden la cara sur de Peña Castil dos evidentes canales por las que vamos a acometer la ascensión. La primera, la situada más a la izquierda, desemboca en un notable cono de derrubios, y es interrumpida, como a media ladera, por unos resaltes y una llamativa llambria. A la segunda, le ocurre lo contrario: es intransitable en su tramo más bajo, y carece de obstáculos en su parte superior.

Por fortuna, ambas canales se hallan conectadas por una vira herbosa que permite pasar de una a otra y coronar nuestro objetivo evitando las zonas más complicadas.

Ascensión a Peña Castil

Itinerario por la cara sur de Peña Castil.

Arrimados a su lateral derecho, repechamos la primera canal, rebosante de incómoda rocalla. Dejamos atrás la llambria, y, justo antes de llegar a los resaltes que interrumpen la canal (2250 m, 7,2 km), la abandonamos trepando por un muro (I+) que nos deja en la vira herbosa.

Caminando alcanzamos la segunda canal (2300 m, 7,3 km), cuyo estrechamiento inicial rodeamos trepando por las rocas de la derecha (I+). Por último, avanzando por su fondo, pródigo también en piedra suelta, alcanzamos la línea de cumbres y la cima (2439 m, 7,5 km).

Vistas desde la cima

Distancia (ida y vuelta) 15 kilómetros
Ascensión acumulada 1530 metros

Distancia (ida) 7,5 kilómetros
Ascensión acumulada 1200 metros

Mapa de la ruta Track
Ascensiones en los Urrieles
Web
Analytics