Atrás Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

La Torre del Pamparroso (por la canal de Moeño)

Salgo de la fuente que brota justo antes de llegar a Caín (515 m) y remonto los prados de Castro en dirección a la canal de Moeño.

Torre del Pamparroso

Desde la cercana majada de Arnao (635 m, 0,5 km), continúo por la senda que sale hacia la derecha. El camino remonta la ladera y luego desciende ligeramente. A mi derecha se oye el rumor de la riega, que corre, casi invisible, sumida en un profundo tajo.

La majada de Arnao y el Jultayu

La majada de Arnao.

En la Camba, cruzo una portilla y retomo la subida. Siempre por sendero definido, rodeo por la izquierda (detalle importante si queremos ahorrar fuerzas) una gran roca que conserva vestigios de rediles a su alrededor. Me encuentro en la Cuciada. De la parte superior de la roca arranca una buena senda que se dirige a la pared.

Canal de Moeño

La canal de Moeño desde el Cuvicente.

Enseguida llego a un somero hombro donde el camino se bifurca. Tiro por el ramal de la izquierda, es decir, por el que asciende hacia las paredes. Se trata de un buen sendero por el que se avanza bien, incluso cuando, algo más arriba, se interna en una zona dominada por los pedreros.

En la pendiente por la que discurre (descomunal, por cierto), destaca un gran deslizamiento de tierra; el camino lo bordea por la izquierda y lo supera por su parte superior. Después, continúa subiendo hacia la derecha, esto es, hacia el otro lado de la canal, dejando un poco más abajo la Jayona (gran haya visible desde numerosos lugares).

Canal de Moeño
Canal de Moeño
Canal de Moeño

Vista hacia atrás desde la Jayona. Hasta aquí, el mejor camino discurre cerca de las paredes.

Alcanzo así un leve descanso (1077 m, 1 hora) hasta el que llegan los canchales que caen de Cabezas Altas. Aquí la canal se abre y se divisan ya los cortados que se elevan sobre la majada de Moeño.

Torre del Pamparroso

En la foto, tomada desde la loma divisoria, se aprecia el somero rellano y el camino.

Siempre por sendero, sigo ascendiendo hacia la derecha para ganar la loma que divide la canal (1160 m, 2,6 km), separando la zona por donde he subido del terreno más abrupto por el que baja la riega.

Progreso por encima de la loma, al lado del cauce seco de la riega. La subida, suave al principio, se torna poco a poco más dura y el camino se difumina.

Canal de Moeño

Hacia los resaltes de la zona media de la canal. Cerca de ellos se encuentran la majada de Moeño y la fuente del Palombar.

Canal de Moeño

En esta foto, tomada desde los resaltes de la zona media de la canal, se aprecia el tipo de terreno que media entre la Jayona y la majada de Moeño.

Dejo atrás la majada de Moeño, sin pasar por ella, y me topo con una senda que se dirige a la riega y la cruza. Justo en la otra orilla mana la fuente del Palombar (1325 m, 3,3 km, 1 hora y 30 minutos). Lo cierto es que, aunque está a la vista, no es difícil pasarla por alto. Se encuentra un poco antes de un gran bloque situado al otro lado de la riega.

Torre del Pamparroso

La fuente del Palombar.

Continúo por la misma mano de la riega, pero, como de frente la canal se torna intransitable, la idea es describir un arco hacia la derecha, pasando entre los dos resaltes que tengo a ese lado, para salvar así el tramo inaccesible de la canal.

Canal de Moeño

Itinerario aproximado a Jucabero desde la fuente del Palombar.

Dejo atrás lo restos de una majada y alcanzo enseguida la senda que se dirige a la Llevinca. La sigo hasta la parte superior del primer resalte. Aquí la abandono y, por trochas menos marcadas, remonto la loma en dirección a un cercano pedrero que baja de un paredón con una cueva.

Cruzo el pedrero y sigo ascendiendo hasta completar el arco que me sitúa en Jucabero (1550 m, 4,1 km), salvados ya los cortados que impiden el acceso directo a esta enorme pendiente herbosa.

Canal de Moeño
Canal de Moeño

Salvando los resaltes intermedios.

Desde el rellano de la majada Bajera de Jucabero (1620 m, 4,2 km), diviso las Puertas de Moeño y, por debajo del collado, un poco a la izquierda, un resalte triangular con una cueva en su base. Se trata de la cueva de Toyo Prieto, que marca el final de la zona herbosa de Jucabero, y el inicio del gigantesco pedriscal que conduce a las Puertas.

A la izquierda de Toyo Prieto arranca el camino de las Ovejas. Me dirijo directamente hacia él, o sea, que no subo al resalte triangular, sino que, sin camino definido, enfilo hacia su lateral izquierdo.

Canal de Moeño

Por Jucabero hacia la cueva de Toyo Prieto y el camino de las Ovejas.

Torre del Pamparroso

El Cornión desde el inicio del camino de las Ovejas; en primer plano, la pendiente herbosa de Jucabero.

Alcanzo sin problemas el inicio del camino de las Ovejas (1810 m, 4,7 km, 2 horas y 40 minutos). A su primera colladina se llega enseguida y con facilidad. Desde ella, hay que seguir subiendo. Cuidado porque es fácil equivocarse, ya que el camino más marcado desciende, pero supongo que éste no será nada más que una trocha de paso de ganado o rebecos, que entraña, eso sí, un alto riesgo de confusión.

El siguiente objetivo es un pino canalón, que arranca de una zona donde afloran cristales de cuarzo y que es perfectamente visible desde la primera colladina.

Torre del Pamparroso

El canalón visto desde la primera colladina.

Hasta la parte superior del canalón el camino se encuentra perfectamente señalizado con hitos. Desde aquí, al contrario que antes, hay que evitar la tentación de seguir subiendo. Lo mejor es rodear el inmediato espolón por su collado más bajo, lo que supone seguir en horizontal o en ligero descenso.

Al trasponer el espolón, veo el siguiente collado con su conspicuo dedo rocoso.

Torre del Pamparroso

Desde el collado, una nueva bajada y subida me deja en la siguiente estación del camino.

Torre del Pamparroso
Torre del Pamparroso

Una mirada hacia atrás desde la colladina de la foto anterior, al fondo las Torres.

Prosigo el ascenso hasta el último collado, el que da vista al Jascal de Dobresengos y desde el que se asciende a la Torre del Pamparroso. Estoy a unos 1950 metros y llevo andados 5,7 km en unas 3 horas y media. Desde aquí, se puede bajar a Dobresengos (cosa que haré para regresar), primero, por una fuerte pendiente de hierba, y, después, por un pedrero.

Torre del Pamparroso

El camino de las Ovejas. Fotografía tomada desde la Torre del Medio.

Si miro hacia arriba en dirección a la Torre del Pamparroso, esto es lo que veo:

Torre del Pamparroso

Me dirijo a la canaleta marcada con la flecha. Una vez remontada, aparecen varias canales cortas, de las que me separa una somera travesía horizontal. Remonto la más herbosa.

Torre del Pamparroso

Giro a la izquierda y por terreno fácil, pero con mucha piedra suelta, alcanzo la cima (2208 m, 6,3 km, 4 horas y 12 minutos).

Torre del Pamparroso

Pendientes finales, con la Torre de la Celada y las Torres al fondo.

Regreso a Caín por Dobresengos. Para una descripción detallada de la canal de Dobresengos se puede ver Torrecerredo desde Caín (por Dobresengos y la collada Bermeja).

La duración total del recorrido ha sido de 7 horas y 25 minutos.

Vistas desde la cumbre

Distancia (total) 12,6 kilómetros
Ascensión acumulada 1870 metros

Mapa de la ruta Track Wikiloc
Web
Analytics