Pico Jano

Aunque la ruta que proponemos no es ni la más sencilla ni la más descansada para coronar el pico Jano y su acompañante el Jaido, tiene el aliciente de discurrir por una de las zonas más escarpadas y solitarias del cordal que el IGN llama sierra de los Villares. Si acertamos con el trazado correcto, navegaremos con esfuerzo, pero sorprendente facilidad, por un enrevesado laberinto de abismos y crestas, donde será fundamental la intuición (y también, quizás, el GPS).

Pico Jano


Pico Jano

Cara norte de los picos Jano (izquierda) y Jaido. Fotografía tomada desde Ridéscaro.

Vista desde la distancia, en la vertiente occidental del cordal del Jano, la que cae hacia el Esla, destaca un notable circo colgado, ocupado por un hayedo y del que arranca la pina canal de Corte Clara, un amplio surco que, tras salvar un desnivel de 300 metros, llega a la línea de cumbres. Defendido en su base por un dédalo de cortados y precipicios, solo conocemos un paso razonable para acceder al circo: el Saltadero.

Continúa leyendo (contenido exclusivo para suscriptores)

Suscríbete

Web
Analytics