Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

El Carazo y la Horca de Lores

En la Pernía, la más septentrional de las comarcas palentinas, separando los valles del Carrión y el Pisuerga, se elevan por encima de los dos mil metros la Horca de Lores (o Carazuelo) y el Carazo, dos montañas vecinas separadas por un amplio collado, conocido como horcada de Lores o el Camperón.

Vistas de la Horca de Lores

Vistas del Carazo

El Carazo y la Horca de Lores desde el Monte de las HuelgasVista del Carazo y la Horca de Lores desde el monte de las Huelgas.

Horca de LoresLa Horca de Lores vista desde el Carazo. Al fondo, a la izquierda, el macizo oriental de los Picos de Europa.

Ambas oponen pocas dificultades a quien este dispuesto a coronarlas, alguna más en invierno, cuando la nieve cubre sus amplias laderas, y el viento helador corre por sus cumbres.

El Carazo y la Horca de Lores desde el Cueto de PolentinosSanta María de Lebanza, en la confluencia del vallejo de las Cuencas (izquierda) y el arroyo de la Abadía (derecha). Fotografía tomada desde el cueto de Polentinos.

Abadía de Lebanza desde el Cueto de PolentinosDetalle de la abadía de Lebanza

Santa María de LebanzaSanta María de Lebanza.

De la abadía de Lebanza (enclavada a 1.330 metros de altitud, y distante dos kilómetros largos de la aldea homónima, y unos cinco kilómetros de San Salvador de Cantamuda, capital de la Pernía), sale hacia el norte una pista que cruza enseguida el arroyo de la Abadía, y se adentra en el bosque.

Hacia el CarazoEn el horizonte (de izquierda a derecha): la peña del Juramento, el collado Hontanillas y el Carazo.

Mientras gana altura por la margen izquierda del río, el camino va rodeando el monte Pica y enfilando poco a poco a poniente.

Al alcanzar el límite del bosque (1.430 m, 1, 3 km), le decimos adiós a la pista, y vadeamos de nuevo el arroyo para continuar ahora por su vertiente derecha, remontando el despejado prado de las Cabras.

Desde la cumbre del CarazoEl itinerario de ascenso visto desde la cumbre del Carazo.

Cerrando el horizonte por el noroeste se divisan los resaltes del Carazo, y a su izquierda el collado de las Grajeras o de Hontanillas, hacia el que debemos dirigirnos.

Hacia el CarazoEn el límite del bosque.

Más arriba, vadeamos por tercera vez el arroyo de la Abadía (1.620 m, 2,6 km), y, con el único obstáculo de la dura cuesta, alcanzamos el collado (1.836 m, 3,5 km).

El Carazo desde el CamperónEl Carazo desde el collado del Camperón.

Desde aquí, atravesamos en ascenso la ladera occidental del Carazo, y llegamos al más alto y amplio collado del Camperón (1.896 m, 4,6 km), desde el que, con facilidad, se alcanzan las cumbres que lo delimitan: la Horca de Lores (a la que subimos primero, 2.020 m, 5,2 km) y el Carazo (2.012 m, 6,5 km).

Vistas desde la cima de la Horca de Lores

Vistas desde la cima del Carazo

Distancia (ida y vuelta) 11,1 kilómetros
Ascensión acumulada 830 metros

Distancia (ida) 6,5 kilómetros
Ascensión acumulada 830 metros

Mapa de la ruta Track
Web
Analytics