Atrás Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Ascensión al pico Cuartas

Salimos de Cardaño de Arriba (1415 m ) por el helado, pero hoy sin nieve, camino de las Lomas, sendero balizado y muy frecuentado (se trata de una de las más populares aproximaciones a Peña Prieta) que corre por la margen derecha del arroyo homónimo, rodeando por su pie el pico del Mojón de Navarro.

Pico Cuartas

Cuando la senda señalizada se dispone a vadear el arroyo para remontar el repecho de la Lomas (1660 m, 4 km), nosotros, en lugar de seguirla, continuamos de frente, por la misma orilla que traemos.

Tras cruzar las suaves praderas donde se une el arroyo de las Hoyas al de las Lomas, y salvar con facilidad el cauce del primero (1690 m, 4,4 km), alcanzamos el piedemonte del Cuartas.

Pico CuartasLlegando al pie del Cuartas, cuya cumbre se alza en el centro de la fotografía.

Ante nosotros se abren dos opciones evidentes para coronar la montaña: la loma que desciende de la línea de cumbres, divisoria de los arroyos de Vallosero y Hontanillas (afluentes también del Lomas); o la propia vaguada del arroyo de Hontanillas, algo más propensa a los aludes y coladas de nieve. Decidimos subir por la loma y bajar por la vaguada.

Itinerario seguido. Fotografía tomada desde la Curruquilla.

La nieve, helada por los crudos fríos de enero, se torna continua a partir de aquí, así que nos calzamos los crampones y sacamos a pasear el piolet.

Pico de las Guadañas

Pico de las GuadañasMientras subimos, el pico de las Guadañas nos muestra la peligrosa belleza de la montaña invernal.

El ascenso, desde el cruce del Vallosero (1800 m, 5,1 km) hasta la cuerda (2330 m, 6,5 km), tiene una pendiente media de 26 grados, que se eleva hasta los 32 grados entre los 2100 y los 2200 metros, con algún corto repecho que alcanza los 40 grados. Una pendiente, pues, bastante llevadera para quienes cuenten con cierta experiencia en la montaña invernal, aunque la exposición y el riesgo no deberían menospreciarse.

Rebecos en el pico Cuartas¿Cómo puede el rebeco deambular con absoluta tranquilidad por una pendiente de 30 grados, con medio kilómetro de caída, y tan helada que solo las puntas de los crampones hacen huella?

Una vez en la línea de cumbres, una estrecha arista, volada sobre la hondonada de los hoyos de Vargas y sus lagos, conduce a la pirámide cimera del Cuartas, por la que, ya con más tranquilidad, se sale a la cumbre (2457 m, 7,1 km).

El fuerte viento de poniente que sopla en las cotas altas de la Cordillera no nos permite permanecer mucho tiempo en la cima. Tampoco nos deja muchas opciones para regresar: descendiendo hacia el este, no tardamos en llegar al collado con el pico de las Lomas (2407 m, 7,3 km), desde donde nos descolgamos hacia la vaguada del arroyo de Hontanillas, una bajada pina en su primera mitad (30 grados de pendiente media) y algo más relajada después.

Pico Lomas desde el pico CuartasPico Lomas. Emprendimos el regreso descendiendo al collado que lo separa del Cuartas.

A la orilla del Vallosero (1800 m, 9 km), libres ya del vendaval de las cumbres, confluimos con el itinerario de ida.

Vistas desde la cima

Distancia (ida y vuelta) 14,2 kilómetros
Ascensión acumulada 1050 metros

Distancia (ida) 7,1 kilómetros
Ascensión acumulada 1040 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones al pico Cuartas
Web
Analytics