Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Cortés y Prao Cortés

En nuestro periplo por las cumbres de Ándara, nos encontramos hoy en los puertos de Áliva, en la llanada de Campomayor (1.420 m), espacio que estuvo confinado por las morrenas de los glaciares del Duje y las Salgardas, lo que propició la formación de una laguna, que, al colmatarse, originó esta extensa planicie.

ÁndaraVista de Ándara desde el collado meridional del cueto de la Cuadra.

Viniendo de Espinama, hemos dejado atrás la ermita de Nuestra Señora de las Nieves, la Santuca de Áliva, cuya festividad congrega cada 2 de julio, en animada romería, a las gentes de la montaña.

Vistas del Cortés y el Prao Cortés

A nuestra izquierda, el alargado cordón morrénico de la Llomba del Toro, nos separa del cordal de Juan de la Cuadra; mientra que, a nuestra derecha, divisamos, detrás de los escarpes de la Mesa Cimera y algo difuminados por la calima, nuestros dos objetivos: los picos Cortés y Prao Cortés, señalados jalones del cordal que, desde la Morra de Lechugales y la horcada del Jierru, se prolonga hasta el collado de Cámara.

Los topónimos "Cortés" y "Prao Cortés", de uso consolidado y generalizado en la actualidad, no se corresponden con los nombres originales de estos accidentes geográficos. Los habitantes de la zona llamaban Jiso y Cortés a las montañas que hoy conocemos como Cortés y Prao Cortés, respectivamente. El Prao Cortés era para ellos el herboso collado norte de este último pico.


Nuestro plan es sencillo de explicar: cruzar en diagonal ascendente la enorme panda de la cuesta Cortés para ganar el hombro que comunica las canales de las Grajas y los Covarones, subir por esta última a la línea de cumbres, coronar el Cortés, descender al collado entre las dos montañas, alcanzar la cima del Prao Cortés, y, por último, regresar por la canal de las Grajas.

Las distancias y desniveles se han calculado desde Campomayor. Téngase en cuenta que, para llegar hasta aquí desde Espinama, hay que recorrer 6,4 kilómetros por la pista de Áliva, y salvar un desnivel de 600 metros. También es posible bajar a Campomayor desde el Cable.


Hacia el pico CortésEn Campomayor.

Comenzamos a remontar la cuesta Cortés por debajo de los resaltes de la Mesa Cimera, con la vista puesta en el hombro por el que pasaremos a Covarones.

Hacia el CortésLa cuesta Cortés.

Aunque la dura pendiente no nos da ningún tipo de tregua, lo cierto es que el terreno firme y herboso por el que transitamos se remonta bien. Solo al aproximarnos al hombro, comienza a proliferar la rocalla, y la progresión se torna algo más incómoda.

Hacia el CortésLlegando al hombro, con el Morrasco la Tabla y los picos de Cámara detrás.

En el hombro (1.915 m, 2,1 km), abandonamos la canal de las Grajas, un enorme pedriscal que sube hacia el Prao Cortés, y nos adentramos en la más abrupta, aunque también menos incómoda, canal de los Covarones.

Hacia el CortésEntrando en la canal de los Covarones.

Subimos por ella andando o efectuando fáciles trepadas, aprovechando las zonas de suelo firme que siempre nos ofrece la canal.

Canal de los CovaronesLa canal de los Covarones.

Ascensión al CortésEl itinerario de ascenso al Cortés visto desde la cota 2.068 del hoyo del Alba.

Alcanzamos, así, la base del escarpe detrás del cual se encuentra oculta la cabecera de la canal (2.130 m, 2,5 km). Lo rodeamos por la derecha y alcanzamos enseguida la parte superior de Covarones, una especie de embudo sin salida hacia el este, pues se abisma sobre la Liébana, pero desde el que se puede pasar con facilidad, tanto hacia el Cortés (izquierda) como hacia el Prao Cortés (derecha).

Hacia el CortésSaliendo de la cabecera de Covarones hacia el Cortés. Detrás se ve la fisura por la que luego iremos hacia el Prao Cortés.

Trasponemos con facilidad el reborde norte de la cabecera de la canal, y, procurando no perder altura, nos acercamos a la divisoria, fuera ya de los dominios de Covarones (2.270 m, 2,9 km).

Hacia el CortésEn la espectacular divisoria de Ándara, con el Prao Cortés a nuestra espalda.

Nos encontramos en la pirámide terminal de la montaña, por la que continuamos ascendiendo siempre cerca de la cuerda, y siempre por el sencillo terreno de la vertiente del Duje.

Finalmente, tras faldear una especie de compacta antecima, coronamos el Cortés (2.371 m, 3,2 km).

Cima del pico CortésCumbre del Cortés.

Vistas desde el Cortés

Desde la cima, volvemos a la cabecera de la canal de Covarones, por el itinerario de subida.

Del Cortés al Prao CortésItinerario entre el Cortés y el Prao Cortés.

Para ir al Prao Cortés, hemos de trasponer, ahora, su reborde meridional, el que separa esta canal de la de las Grajas. Lo conseguimos remontando una fácil fisura.

Hacia el Prao CortésEn la cabecera de la canal de los Covarones, acercándonos a la fisura que lleva al Prao Cortés.

Hacia el Prao CortésTerrazas y colladas fáciles en el último tramo de la aproximación al Prao Cortés.

Luego, un cómodo terreno nos conduce al verde collado septentrional del Prao Cortés (2.214 m, 4,1 km), desde donde no tardamos en coronar la montaña (2.286 m, 4,3 km).

Vistas desde el Prao Cortés

Para regresar, volvemos al collado norte del Prao Cortés. Allí, en lugar de proseguir por el itinerario que hemos traído desde el Cortés, giramos a la izquierda para embocar la canal de las Grajas por debajo de los resaltes que se alzan al otro lado del collado.

Descenso del Prao CortésItinerario de descenso por la canal de las Grajas.

Descenso del Prao CortésHacia la canal de las Grajas desde la ladera del Prao Cortés.

Para bajar por la canal de las Grajas, lo mejor es dejarse deslizar por su inmenso pedrero, al menos hasta que su lateral derecho (en el sentido de bajada) se torne más firme y herboso, y comiencen a aparecer rastros de paso del ganado.

Distancia (ida y vuelta) 7,3 kilómetros
Ascensión acumulada 1.030 metros

Distancia (ida hasta el Cortés) 3,2 kilómetros
Ascensión acumulada 950 metros

Mapa de la ruta Track
Web
Analytics