Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Ascensión invernal al peñón de Arbillos desde Besande (ruta directa)

Con el peñón de Arbillos a la vista, salgo de Besande por la pista que, tras cruzar el río Grande (1.270 m), marcha rumbo a naciente.

BesandeBesande.

Arbillos

Apenas 150 metros más allá del puente, alcanzo un bifurcación. Continúo por el ramal de la izquierda, pese a que, aparentemente, este camino, que lleva a Valverde, no se dirige hacia mi objetivo. El hecho es que de la montaña bajan tres vaguadas visibles desde donde me encuentro, y la idea es acceder a la cima por el reguero del Oncejo, que es la vaguada situada más al norte (izquierda).

Ascensión al peñón de ArbillosEn la salida de Besande.

En febrero de 2019, la ascensión a Arbillos (sin pasar por el peñón de Arbillos) se encontraba señalizada. No obstante, tenga en cuenta que nuestro itinerario de ascenso apenas sigue dicha ruta, pues, una vez andado algo más de un kilómetro, abandonaremos las balizas para subir directamente a la cima del peñón de Arbillos por el circo noroeste de la montaña. Considere también que con nieve reciente o sin compactar el terreno puede llegar a ser impracticable.

No hay que andar mucho para que la pista se vuelva a dividir (1.300 m, 0,8 km). Por la izquierda, se continúa hacia Valverde; y por la derecha, siguiendo casi una línea recta, se va camino del peñón de Arbillos, siempre perfectamente visible en el horizonte.

Ascensión al peñón de Arbillos

Un poco más adelante (1.360 m, 1,3 km), el itinerario balizado gira a la izquierda para acceder a la loma Montorio por las Congostas; yo, en cambio, continúo de frente.

Como el terreno es franco, no tardo en hacer pie en el reguero del Oncejo (1.390 m, 1,6 km). Aquí, la pista cruza el regato, y, escoltada por pinos y abedules, gana altura sin alejarse de su orilla, vadea el reguero un par de veces más, y alcanza la cota 1.550 (2,3 km), donde, describiendo una pronunciada curva, cambia completamente de rumbo, y, llaneando e incluso perdiendo algo de altura, se aleja de mi objetivo.

Ascensión al peñón de ArbillosEntrando en el reguero del Oncejo.

En ese punto, por lo tanto, me olvido de la pista y afronto directamente, por las magníficas pendientes nevadas del circo noroeste de Arbillos, el desnivel que me separa de la cima, algo más de 400 metros.

Ascensión a ArbillosEl circo noroeste de Arbillos.

Ascensión al peñón de ArbillosCerca de la cima del peñón de Arbillos.

Huelga decir que, en función del estado de la nieve, para progresar por este terreno pueden ser necesarios crampones y piolet, esquís o raquetas.

Desde la cima del peñón de Arbillos (1.972 m, 3,5 km), punto culminante de este olvidado nudo montañoso, mirando hacia naciente se divisa, como a kilómetro y medio, el Arbillos con sus características cuatro columnas de piedras apiladas.

Para coronarlo, bajo al collado que separa ambas cimas (1.897 m, 4 km), de donde arranca la suave loma que culmina en Arbillos (1.964 m, 4,9 km).

ArbillosEl Arbillos y el collado que lo une al peñón de Arbillos.

Peñón de ArbillosVista hacia atrás: el peñón de Arbillos desde la loma de Arbillos.

ArbillosLlegando a la cima de Arbillos.

ArbillosLa cumbre de Arbillos.

Para descender, desando la loma y regreso al collado 1.897, pero, en lugar de volver a ascender al peñón de Arbillos, efectúo un flanqueo por su ladera noreste hasta dar vista al circo por el que subí (1.880 m, 6,2 km).

Descenso de ArbillosAcceso al circo noroeste desde Arbillos.

Me descuelgo por él a la loma Montorio, divisoria del arroyo Valdeladrones y el reguero del Oncejo, donde enlazo con la ruta balizada que viene de Besande (1.700 m, 6,8 km).

Ascensión a ArbillosEn el circo noroeste

Continúo, siguiendo ya siempre las balizas, por un camino de suave pendiente trazado en la vertiente occidental de la loma Montorio, repoblada con pinos.

Tras describir cuatro apretadas revueltas, la senda enfila decididamente al norte durante casi un kilómetro.

Ascensión a ArbillosLa loma Montorio.

Alcanzo, así, una intersección de la que parten cinco caminos (1.530 m, 8,5 km). Prosigo por el que baja por el vallejón de las Congostas (el segundo empezando por la izquierda).

Ascensión a ArbillosEn la intersección, además de las balizas, el Yordas y el Coscollorudo sirven de referencia para tomar el camino correcto.

Al pie de las Congostas (1.340 m, 10,2 km), el sendero desemboca en una pista que cruza el reguero del Oncejo, y, tras una breve subida, enlaza con el camino de ida.

Vistas desde la cima

Distancia (ida y vuelta) 11,6 kilómetros
Ascensión acumulada 770 metros

Distancia (ida) 4,9 kilómetros
Ascensión acumulada 765 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones a Arbillos
Web
Analytics