Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Aproximación a la vega de Urriellu desde el Cable

La vega de Urriellu es uno de los lugares más concurridos de los Picos de Europa. Cuando las condiciones son favorables, numerosos montañeros, escaladores y senderistas arriban a la vega atraídos por la fama irresistible del Picu Urriellu, el totémico símbolo de estas montañas.

Una mayoría llega desde Pandébano, siguiendo un buen camino que salva unos 900 metros de desnivel desde el aparcamiento situado unos 100 metros por debajo del collado.

La ruta aquí descrita resulta (en el cómputo global de la ida y la vuelta) notablemente más larga y dura, incluso aprovechando la comodidad del teleférico de Fuente Dé.

Pese a ello, no carece de interés para quienes suelan acercarse a Picos desde el sur, y deseen evitar el largo rodeo por carretera que supone llegar a Sotres y Pandébano, o para aquellos otros, amantes de la solitaria tranquilidad de parajes como el jou de los Boches o el jou Sin Tierre.

Vega Urriellu y el PicuLa vega de Urriellu, un lugar para admirar la desmesura del Picu y su poderoso séquito.

Se trata de un itinerario bien señalizado, que solo presenta el problema de la bajada al jou de los Boches desde los Horcados Rojos, un tramo de fuerte pendiente protegido con varios cables de acero que facilitan la progresión, algo que se agradece especialmente si el terreno se encuentra mojado o nevado.

Téngase en cuenta que en el trayecto a la vega, cuya altitud es apenas 100 metros mayor que la del Cable, se acumulan 640 metros de subida y 520 metros de bajada, lo que hace que, en el trayecto de ida y vuelta, la ascensión acumulada totalice 1.160 metros.

Salimos del Cable (1.850 m) por el cómodo y muy concurrido camino a Cabaña Verónica.

Pasada la horcadina de Covarrobres (1.915 m, 1,1 km), el sendero, ancho y prácticamente horizontal, discurre por debajo de los espectaculares paredones de Peña Olvidada, dejando a la izquierda las pequeñas lagunas glaciares de los pozos de Lloroza.

Peña ViejaEl camino que desde el Cable (oculto por las nubes) se dirige a Cabaña Verónica discurre al pie del cordal del Peña Vieja.

Al llegar a la Vueltona (1.935 m, 2,3 km), el camino se bifurca. El ramal de la izquierda, más ancho y de suave trazado, se dirige a las antiguas minas de Altaiz. Nosotros proseguimos por el balizado ramal de la derecha, más pino y pedregoso.

Tras una serie de revueltas, alcanzamos una nueva intersección (2.225 m, 3,7 km). La senda de la derecha pone rumbo al collado de la Canalona y Peña Vieja. Nosotros continuamos por el camino señalizado hacia Cabaña Verónica y los Horcados Rojos.

El sendero suaviza su ascenso; luego, baja ligeramente (2.215 m, 4,2 km); y, después, retoma la subida para alcanzar un collado donde se bifurca (2.273 m, 4,5 km).

Cabaña Verónica desde el MadejunoCabaña Verónica.

La vereda de la izquierda se encamina al cercano refugio de Cabaña Verónica. La de la derecha, por la que continuamos, enfila hacia el collado de los Horcados Rojos, lugar de paso hacia el jou de los Boches y la vega de Urriellu, y lugar, también, de peregrinación para la contemplación del afamado Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes, del que nos separan, a vista de pájaro, unos 2,5 kilómetros.

Horcados RojosLos Horcados Rojos. Fotografía tomada desde la senda de Arenizas.

Vista del Picu Urriellu desde los Horcados RojosEl jou de los Boches y el Picu Urriellu desde los Horcados Rojos.

Desde el collado (2.344 m, 4,9 km), no resulta factible bajar directamente al jou de los Boches. Es preciso realizar antes una travesía de unos 200 metros ligeramente ascendente hacia la derecha (este). Enseguida, encontramos los cables de acero, cuya protección nos acompañará hasta que la fuerte pendiente se amanse, unos 100 metros más abajo.

Descenso al jou de los BochesEn la travesía hacia la derecha.

Descenso al jou de los BochesIniciando el descenso.

Superado el tramo más delicado, seguimos bajando por inofensivos pedreros hasta casi el fondo del jou de los Boches (2.130 m, 5,9 km), así llamado por la gran cantidad de pequeñas depresiones kársticas (boches) que lo tapizan.

Descenso al jou de los BochesTerminando el descenso del tramo más complicado.

Descenso al jou de los BochesDescenso al jou de los Boches.

Después de cruzar el hoyo, una somera subida nos lleva a la Garganta de los Boches (2.151 m, 6,2 km), collado de paso a la siguiente depresión: el alargado jou Sin Tierre.

El Picu Urriellu desde el Pico BoadaEl jou Sin Tierre visto desde el Pico Boada.

Aquí, hemos de perder altura nuevamente (unos 100 metros) para atravesar el jou por el terreno más propicio de su vertiente oriental.

Tras franquear un notable flujo de derrubios procedente de los Campanarios, y dejar a la derecha la canal de Lebaniego, remontamos el repecho que pone fin al jou y nos deja en la Garganta del Jou Sin Tierre (2.090 m, 7,7 km).

Jou Sin TierreVista hacia atrás del jou Sin Tierre.

El Picu Urriellu desde la Garganta del Jou Sin TierreVista del Picu Urriellu desde la Garganta del Jou Sin Tierre.

Desde aquí, con la impresionante mole del Urriellu casi al alcance de la mano, un descenso franco nos lleva a la vega de Urriellu (1.955 m, 8,6 km).

Distancia (total) 17,1 kilómetros
Ascensión acumulada 1.160 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de aproximaciones a la vega de Urriellu
site stats