Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Torre Blanca

Cima fácil de alcanzar en condiciones no invernales, Torre Blanca es la montaña que, con su alargado cresterío, cierra el Tras Llambrión por el este, separando esta umbría depresión de los caóticos hoyos Engros.

Vistas de Torre Blanca

Unida a Tiro Tirso por una afamada y muy abrupta cresta, se trata de una de las 13 cumbres de Picos cuya altitud supera los 2.600 metros (según algunas fuentes, la altitud de los Picos de Santa Ana y Tiros Navarro es de 2.599 metros; y la altitud de la Torre del Hoyo Grande solo alcanza 2.596 metros).

Cumbres de Picos de más de 2.600 metros:

Torrecerredo (2.650 m), Torre del Llambrión (2.647 m), Tiro Tirso (2.640 m), Torre Sin Nombre (2.638 m), Torre de las Llastrias (2.621 m), Torre Blanca (2.617 m), Torre de la Palanca (2.614 m), Torre de Casiano de Prado (2.614 m), Peña Vieja (2.613 m), Torre Bermeja (2.609 m), Picos de Santa Ana (2.602 m), Tiros Navarro (2.602 m), Torre del Hoyo Grande (2.600).


Sobre la altitud de Torre Blanca también existen algunas discrepancias. En algunos mapas, el punto culminante de la montaña se eleva 2.609 metros sobre el nivel del mar; mientras que en otros lo hace 2.617 metros. Esta última altitud es la que marcaba mi altímetro en la cima, por lo que, con todas las reservas pertinentes, presumiré que es la correcta.

Desde collada Blanca (a donde se llega desde el Cable siguiendo, por ejemplo, el camino de aproximación a Tiro Tirso), apenas hay que salvar un desnivel de 250 metros para alcanzar la cima. Eso sí, dependiendo de por dónde vayamos, el esfuerzo requerido para hacerlo puede variar considerablemente.

Ascensión a Torre BlancaItinerario seguido para alcanzar la cima.

Precisamente, en collada Blanca (2.372 m, 5,9 km desde el Cable) arranca el notable cresterío de más de medio kilómetro que culmina en el vértice de Torre Blanca. Nuestro itinerario seguirá el filo de la cresta hasta toparse con los considerables escarpes de su segunda mitad, escarpes que rodearemos por la izquierda para volver a la cresta en una característica brecha cercana a la cima.

Comenzamos a subir aprovechando una vira que, desde collada Blanca, asciende hacia la izquierda.

Ascensión a Torre BlancaEl inicio de la cresta.

La idea es rodear el resalte inicial de la cresta, así que, enseguida, giramos a la derecha y proseguimos por la divisoria, haciendo caso omiso de los numerosos hitos que nos invitan a avanzar a media ladera por la vertiente de los hoyos Engros, terreno practicable pero mucho más incómodo que el que vamos a seguir.

Torrecerredo desde la cresta de Torre BlancaTorrecerredo desde la cresta.

Los hoyos Engros desde la cresta de Torre BlancaLos hoyos Engros vistos desde la cresta.

Un poco más arriba (2.440 m, 6,1 km), la cresta se vuelve ancha y horizontal, lo que nos permite disfrutar con tranquilidad de sus espléndidas vistas de Tiro Llago, Torrecerredo, el hoyo Tras Llambrión y los hoyos Engros.

Ascensión a  Torre BlancaEl tramo horizontal de la cresta.

Unos 150 metros más allá (2.450 m, 6,2 km), la placidez de la cresta se ve interrumpida por unos notables escarpes que la hacen impracticable. La abandonamos entonces para rodearlos por la izquierda (vertiente de los hoyos Engros).

Ascensión a Torre BlancaRodeo de los escarpes por la izquierda. Observe los paredones verticales que caen hacia el hoyo Tras Llambrión, responsables, junto con la altitud, de la pervivencia de sus heleros.

Cruzamos una hondonada terrosa y continuamos ascendiendo por debajo de los escarpes. Avanzamos por terreno fácil, mezcla de roca sólida y graveras.

Ascensión a Torre BlancaLa última parte de la ascensión, vista desde Tiro Llago.

Nos acercamos, así, a la terrosa canal que culmina en la brecha que separa los mencionados escarpes de la cima de Torre Blanca, brecha que hemos de ganar para coronar la montaña.

Ascensión a Torre BlancaA punto de entrar en la canal.

Remontar la canal por su descompuesto y resbaladizo fondo sería una tarea demasiado ardua y desagradable.

Ascensión a Torre BlancaRemontando la canal.

Así que trepamos por las rocas que la limitan por la derecha para entrar en ella lo más arriba posible. Luego, la culminamos ayudándonos del terreno más firme de sus bordes.

Ascensión a Torre BlancaEn la brecha.

Desde la brecha (2.560 m, 6,6 km), de vertiginosa caída hacia el hoyo Tras Llambrión, acometemos el cono cimero de Torre Blanca.

Nos separa de la cumbre (2.617 m, 6,7 km) una ladera colgada sobre los abismos del Tras Llambrión, que, en verano, se hace andando y sin agobios, pero que con hielo o nieve no está exenta de peligro.

Vistas desde la cima

Distancia (ida y vuelta) 13,4 kilómetros
Ascensión acumulada 880 metros

Distancia (solo ida) 6,7 kilómetros
Ascensión acumulada 830 metros

Mapa de la ruta Track
site stats