Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Tiro del Oso

En lo más profundo de los Urrieles, Tiro del Oso cierra por el sur, junto a la Torre de Coello, el jou de Cerredo.

Torrecerredo y Tiro del Oso desde el TesoreroTorrecerredo y Tiro del Oso (derecha). Fotografía tomada desde el Tesorero.

A primera vista, la montaña luce abrupta y aparentemente inexpugnable. Y, ciertamente, así es prácticamente por todos sus flancos.

La Torre de la Palanca desde el Picu UrrielluTiro del Oso desde el Picu Urriellu.

Solo en las inmediaciones de su cresta occidental, la que la une a la Torre de Coello, ofrece la tregua de un paso franco y sorprendentemente fácil hacia su cima.

Vista desde la Torre de la Párdida hacia el LlambriónTiro del Oso desde la Torre de la Párdida.

Desde el Cable (1.850 m), por el camino de los Horcados Rojos y la senda de Arenizas, alcanzamos la horcada de Don Carlos (2.413 m, 7,3 km), el collado que forman el Pico Boada y nuestro objetivo.

Tiro del Oso y la horcada de Don Carlos desde el collado de Santa AnaTiro del Oso y la horcada de Don Carlos. Fotografía tomada desde el collado de Santa Ana.

Para dar con la vía normal de ascenso, situados como estamos al pie de los paredones orientales de Tiro del Oso, debemos acceder a la ladera noroeste de la montaña y atravesarla.

Para ello, nos servirá el itinerario que, desde la horcada de Don Carlos, lleva a la collada Bermeja. Así pues, giramos a la izquierda y empezamos a remontar el reborde más septentrional de la ladera oriental de Tiro del Oso.

Apenas diez metros más arriba, una cómoda cornisa nos permite trasponer con facilidad la arista noreste de la montaña, y hacer pie en su ladera noroeste.

Ascensión a Tiro del OsoTravesía por la ladera noroeste de la montaña. Fotografía tomada desde el Pico Boada.

Al poco, la cornisa termina en un corto resalte que destrepamos.

Ascensión a Tiro del OsoTravesía por la ladera noroeste de la montaña. Fotografía tomada desde el borde septentrional del jou de Cerredo.

Proseguimos después en suave ascenso, dejándonos guiar por la traza de paso marcada en la ladera noroeste de Tiro del Oso.



Poco antes de llegar a un característico surco de tierra rojiza, abandonamos el itinerario a la collada Bermeja, y remontamos una deslizante cuesta terrosa que baja de la cresta del tiro.

No es preciso ganar la divisoria; unos metros antes, arranca a nuestra izquierda una cómoda rampa, paralela a la arista, por la que proseguimos.

Proseguimos después en suave ascenso dejándonos guiar por la traza de paso marcada en la ladera noroeste del Tiro del Oso.La ascensión a la cumbre vista desde Torrecerredo.

La rampa desemboca en el filo de la cresta, pero nosotros no vamos a seguir por él, sino que lo abandonamos enseguida para buscar a la izquierda un sistema de fisuras que, sin apenas dificultad (algún paso aislado de II-), nos lleva a la cumbre.

Vistas desde la cima

Distancia (total) 16,1 kilómetros
Ascensión acumulada 1.320 metros

Mapa de la ruta Track
site stats