Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Pico Tesorero

En el corazón del macizo central de los Picos de Europa, se alza la silueta del Tesorero, una pirámide casi perfecta, fruto de la acción de los cuatro glaciares que un día ocuparon sus vertientes.

TesoreroVertiente oriental del Tesorero.

Entre la arista norte de la pirámide (la que enlaza con los Picos Arenizas a través de la collada Labrada) y la arista este (la que engarza con los Urrieles o Peñas Urrieles), el glaciar noreste bajaba al jou de los Boches.

Entre la arista este y la sur, el glaciar sureste descendía a la zona de Verónica.

TesoreroVista del Tesorero (vertiente de los hoyos Engros) desde la Torre del Llambrión.

Dos glaciares más caían hacia los hoyos Engros (suroeste) y el hoyo Grande (noroeste), separados por la arista que se dirige a collada Blanca (oeste).

TesoreroEl Tesorero y los hoyos Engros, desde la ladera del Madejuno.

TesoreroFotografía tomada desde la Torre de la Celada.

Tesorero desde CoelloEl Tesorero y el hoyo Grande Cimero, desde la Torre de Coello.

El trabajo conjunto de estos cuatro glaciares ha hecho del Tesorero una montaña relativamente aislada dentro del caótico amasijo calizo de los Picos de Europa. Circunstancia favorecedora de sus amplias vistas hacia los cuatro puntos cardinales.

Cabaña VerónicaCabaña Verónica.

Desde el Cable (1.850 m), tiro por el camino a Cabaña Verónica. Dejo atrás la desviación al refugio, y, poco antes de llegar al collado de Horcados Rojos, en el pequeño hoyo que lo antecede (2.325 m, 4,8 km), giro a la izquierda y abandono la senda.

desviación al TesoreroHorcados Rojos y la desviación al Tesorero.

TesoreroAspecto de la aproximación al Tesorero desde el punto donde se abandona el sendero de los Horcados Rojos.

Desde aquí hasta la cima, el caótico y laberíntico terreno, aunque carece por lo general de senderos, se encuentra bien señalizado con hitos.

TesoreroEl itinerario de ascensión al Tesorero visto desde la Torre de los Horcados Rojos.

La aproximación por la vertiente meridional de las Peñas Urrieles requiere superar un resalte fácil (I+), tras el cual la ladera se torna más terrosa; y las huellas de paso, más visibles.

Los UrrielesLas Peñas Urrieles.

TesoreroEn primer término, el resalte de la ladera de las Peñas Urrieles. Al fondo a la izquierda, el Tesorero.

collado TesoreroEn el collado entre el Tesorero y las Peñas Urrieles. A la izquierda se ve el jou de los Boches.

Alcanzo así el rojizo collado que se abre entre las Peñas Urrieles y el Tesorero (2.490 m, 6,1 km).

La huella, bien marcada, asciende primero por la vertiente de los Boches para girar enseguida y, por terreno pino, volver a la cara sureste de la montaña.

Aquí, a unos 2.520 metros de altitud (es decir, a unos 40 metros de la cima), los hitos se encuentran desparramados por doquier, lo que puede llevar a confusión.

Lo más fácil es rodear por el norte (derecha) los resaltes que defienden la cima del Tesorero. Con el coste de dar un cierto rodeo, obtenemos la ventaja de llegar andando casi hasta la cima. Únicamente es preciso trepar en los metros finales (I).

Lo más rápido, en cambio, es encarar la corta canal que tenemos sobre nuestras cabezas. Una breve trepada (II-) evita el rodeo anterior dejándonos muy cerca de la cumbre.

Por último, lo más emocionante es tirar hacia la izquierda para subir por la aérea arista sureste del Tesorero, algo que exige una trepada sencilla (II) pero no siempre evidente.

Por cualquiera de los tres caminos, la recompensa es una gratificante cumbre (2.569 m, 5,8 km) de generosas vistas del Cornión y los Urrieles.

Vistas desde la cima

Distancia (total) 11,6 kilómetros
Ascensión acumulada 760 metros

Mapa de la ruta Track
site stats