Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

El Pico Pozúa. Recordando el drama vadiniense

Desde mucho tiempo antes de que las legiones de Augusto llegaran al puerto del Pando, los vadinienses, una de las ocho comunidades celtas que formaban la nación cántabra, habitaban en las tierras regadas por los cursos altos de los ríos Esla, Sella y Porma.

YouTube

Allí, en la divisoria del Esla y el Sella, en el corazón de la antigua Vadinia, se yergue el Pozúa.

pozúaLadera oriental del Pozúa.

Recostado a naciente de la montaña se abre el Pontón, el puerto por donde los vadinienses, tras ser derrotados por el ejército romano, huyeron a refugiarse en el Monte Vindio, el abrupto sistema montañoso que hoy nosotros conocemos como Picos de Europa.

Picos de EuropaEl Monte Vindio (Picos de Europa).

El Pozúa fue el silencioso testigo de la tragedia vadiniense. Su cima rememora el escenario donde tuvo lugar la gesta de esta antigua estirpe cantábrica.

pozuaVertiente meridional del Pozúa.

Al Pozúa se puede ascender desde numerosos lugares, como el propio Pontón, Retuerto o Polvoredo, pero quizás la ruta más directa sea la que parte de la fuente del Infierno, la alfaguara que brota a poco más de un kilómetro del puerto, a la orilla de la carretera que baja hacia Sajambre. La fuente se puede considerar uno de los nacederos del Sella.

riega del infiernoLa riega del Infierno.

Demasiada nieve, mucha humedad y altas temperaturas me acompañan en este abril extraño, cuando desde la fuente del Infierno (1.240 m) tiro por la pista que se dirige a la majada Pozúa.

hayedoEl itinerario hacia la majada discurre por un hayedo salpicado de acebos.

El camino, que en verano resulta un agradable paseo por el interior del hayedo, es hoy, cubierto como está por una buena capa de nieve inconsistente, una pequeña tortura.

Majada PozúaLa majada Pozúa.

La majada Pozúa (1.480 m, 1,5 km) se encuentra en el borde superior del bosque, al pie de las largas pendientes que bajan de la cima de la montaña.

aludLa inestabilidad de la nieve resulta evidente.

La idea era subir directamente a la cumbre por la ladera oriental del Pozúa. Pero el peligro es excesivo: notables acumulaciones de nieve inestable, pendiente media superior a 30 grados, temperatura elevada... En fin, todas las papeletas para recibir un buen susto.

joyasEl Carriá visto desde el camino a las Joyas.

Ante este panorama, opto por dar un pequeño rodeo y encaminarme hacia la ladera sureste, algo menos empinada y con menor carga de nieve.

majada Pozúa y PicosVista de Picos y el emplazamiento de la majada Pozúa (desde las Joyas).

Aun así, el simple paso de unos rebecos ocasiona largas coladas de nieve. Desde luego, la montaña no está para bromas.

PozúaEl Pandíán asomando por detrás del Alto de las Arregueras.

En las Joyas, a partir de los 1.600 metros de altitud (2,1 km), la subida se endurece, aunque no mucho: la pendiente media apenas supera los 25 grados, y alcanzo sin problemas la loma (1.800 m, 2,5 km) que, por las Rochicas y el Alto de las Arregueras, viene del puerto del Pontón.

ParmeEl Parme y el Mampodre vistos desde la loma cimera.

Ya solo quedan unos cien metros de desnivel de terreno similar al anterior, para coronar el Pozúa (1.911 m, 2,8 km).

TenTen y Pileñes.

GildarEl Gildar.

Collado ZorroPico Zorru.

LlambriónLa Bermeja.

LlambriónEl grupo del Llambrión.

PandiánEl Pandián.

Peña SantaPeña Santa.

Una ruta corta, muy fácil en condiciones no invernales, que premia al caminante con unas vistas excepcionales de Picos y la cordillera.

vallesEl Rasu.

Pero a mí hoy me interesan más los valles cantábricos que se despliegan por doquier; en ellos me parece vislumbrar el esforzado ir y venir de los vadinienses, labrando sus vidas en este duro escenario. Vidas que imagino emocionantes y estéticas, como las montañas que orlaron su gesta.

Distancia (total) 5,5 kilómetros
Ascensión acumulada 700 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones a Pozúa
site stats