Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Peña Santa por la canal Escalonada

Peña Santa o Torre Santa (denominación valdeonesa y quizás más acertada de la montaña) es el punto culminante del Cornión. Apenas 50 metros más baja que Torrecerredo, es, no obstante, la gran montaña de Picos y una de las cumbres más bellas de España.

Dadas las características de esta ruta, todos los datos (incluyendo el track) deben tomarse como simples aproximaciones.

Su inmensa mole, bien visible desde innumerables lugares, se yergue sobre Vega Huerta (sur) y el jou Santo (norte), dibujando una enorme cresta de más de dos kilómetros entre los Basares (este) y la Llerona (oeste).

No hay vías ni fáciles ni cortas para acceder a su cumbre. Las más sencillas conllevan largas trepadas por el laberinto de canales, placas y crestas de la montaña. El descenso resulta también complicado y requiere, por lo general, el uso de la cuerda. Por supuesto, en invierno o con nieve las dificultades se multiplican, y la ascensión se convierte en una empresa delicada y difícil incluso para alpinistas experimentados.

Vistas de Peña Santa

Como es lógico, los peligros objetivos presentes en cualquier montaña (cambios repentinos de tiempo, caída de piedras, etc. ) se acrecientan en una cumbre de esta envergadura.

Se trata, en definitiva, de una montaña exigente, no apta para cualquiera. Antes de abordar una empresa de estas características, resulta imprescindible acumular experiencia en montañas menos abrumadoras, donde el coste psicológico de acostumbrarse al vacío sea menor.

La vía considerada normal discurre por la canal Estrecha. Nosotros, sin embargo, vamos a ascender por la canal Escalonada, una ruta menos frecuentada que corre paralela a la normal y confluye con ella en la brecha norte.

lleronaPaso a la canal de la Forcadona desde el collado de la Llerona.

Desde Vega Huerta, tiramos hacia el noroeste por el camino balizado que lleva a fuente Prieta y Vega Redonda. Pasamos el Llastral y alcanzamos el collado de entrada a la Llerona (si precisa más detalles para llegar hasta aquí, puede ver La Cabra Blanca y los Estribos). Bajamos unos metros y, en cuanto el contrafuerte de la Aguja Corpus Christi lo permite, abandonamos el camino y trepamos hacia el noreste (II+) para entrar en la pedregosa canal que cae de la Forcadona.

lleronaLos pedreros de la subida a la Forcadona.

Avanzamos por los pedreros siguiendo las huellas de paso dibujadas en el borde derecho de la canal. Los neveros, que suelen persistir hasta bien avanzado el verano, pueden condicionar la ascensión.

ForcadonaLa Forcadona.

A unos 2.240 metros de altitud, la canal se estrecha y se empina, obligando al uso de las manos (II). En este tramo existe riesgo elevado de caída de piedras.

LleronaVista de conjunto de la Llerona, con Peña Santa y el Torco cerrando el horizonte.

Desde la Forcadona (2.304 m), descendemos hacia el jou Santo. Nos sirve de referencia una zona de rocas más oscuras visibles en la falda de Peña Santa. Dependiendo de las condiciones, la travesía del Neverón (el nevero permanente de la Forcadona) puede requerir el uso de crampones.

ForcadonaTramo inicial del Neverón.

Su tramo más complicado, el inicial, se puede sortear subiendo unos metros desde la Forcadona hacia la derecha (como si fuéramos a enlazar con la vía Original), para descender, en cuanto el terreno lo permita, hacia la parte más ancha y suave del nevero por una cuesta pulida, pedregosa y muy pendiente .

canal escalonadaLas dos canales desde el inicio de la vía.

Remontada la zona de rocas oscuras (2.300 m), se divisan más arriba las dos canales: la Estrecha (izquierda) y la Escalonada (derecha). Ambas arrancan del mismo punto. Nos separa de ellas un terreno de buena roca y no demasiada inclinación, que solo nos exige una entretenida trepada (II-).

La Escalonada cuenta con tres resaltes que se superan trepando un poco por la izquierda del centro de la canal. El de más enjundia es el segundo (III/III+).

EscalonadaEn el resalte más complicado de la Escalonada.

Tras los resaltes salimos a una horcada con mucha piedra suelta, donde termina la canal. A continuación, por terreno más abierto de buena roca (II), ganamos una característica cueva (2.440 m). Un poco por debajo de la cueva, en la pared que mira a la Forcadona, hay una instalación de rápel que utilizaremos en el descenso.

Salida de la EscalonadaLlegando a la horcadina donde termina la canal.

El avance, una trepada continua, se reanuda a la izquierda de la cueva con unos primeros metros casi verticales y muy expuestos (III). Luego, la pared se tumba ligeramente y la dificultad disminuye (II). La roca, erosionada por el agua en algunos tramos, es buena en general (unos 25 metros por encima de la cueva, hay una segunda instalación de rápel).

canal escalonadaLa vía de la canal Escalonada hasta la brecha Norte (clic en la imagen para ampliar).

Remontados unos 40 metros desde la cueva, una travesía hacia la izquierda y un ligero descenso nos sitúan encima de la canal Estrecha (cuidado con las piedras si hay gente en la Estrecha).

Proseguimos ascendiendo con un gran vacío a nuestra espalda (II+). Una corta travesía, esta vez hacia la derecha (III), parca en agarres y apoyos, nos obliga a dar pasos con sumo cuidado (unos metros más arriba, nos topamos con una vieja clavija que se puede usar para proteger precariamente este tramo en el descenso).

viraEn la vira que da a la terraza de la Estrecha.

Desembocamos así en terreno más sencillo, y no tardamos en ver la terraza final de la Estrecha. Nos separa de ella una vira muy aérea donde la calidad de la roca mengua (II+) (vemos una chapa y una clavija colocadas en el otro extremo que pueden ser útiles a la vuelta).

Atravesamos la terraza con sumo cuidado, pues está repleta de piedras sueltas de todos los tamaños, y si alguna echara a rodar barrería la canal Estrecha. No quiero ni pensar lo que en tal caso podría llegar a suceder si hubiera alguien transitando por ella. Recuerdo haber visto rebecos cruzando la terraza, también he visto irresponsables tirar bloques medio sueltos canal abajo. Hay personas que jamás aprenderán nada. Nosotros no debemos olvidar nunca que, en cualquier circunstancia, resulta fácil fallar, y que ese fallo puede tener consecuencias catastróficas.

Desde la terraza, la vía de la canal Escalonada y la vía normal coinciden.

Brecha NorteDetalle de la brecha Norte.

Ganamos con facilidad la brecha Norte (2.500 m) y pasamos a la vertiente de Vega Huerta. Llevamos a cabo una corta travesía y trepamos a la cresta, fácil y de buena roca (II+).

Peña Santa

 brecha norteEn el flanqueo por la vertiente de Vega Huerta.

Estamos casi a la altura de la cima, pero esta se encuentra lejos todavía. Por fortuna, el cresteo no presenta grandes dificultades (II+/III-).

Cresta Peña SantaUno de los resaltes de la cresta.

La progresión continúa por la vertiente del jou Santo, cerca siempre del filo.

Al llegar a la altura de una oquedad, en lugar de descender hacia la expuesta Llambrialina, la salvamos continuando, más o menos, en horizontal, y descendiendo al otro lado de la placa.

Peña SantaEn la canaleta que conduce a la cima.

Continuamos el avance hacia el este, pasando por debajo de la cumbre, hasta toparnos con una canaleta (II) que nos deja a dos pasos de la cima (2.596 m).

Peña SantaEl Torco, las Tres Marías, la Torre de Enmedio, la Torre de la Horcada y la Torre de Santa María. Fotografía tomada desde la cumbre.

El descenso lo hacemos por el mismo itinerario. Pero, al llegar a la cueva, en lugar de seguir bajando hacia la Escalonada, rapelamos por la pared que mira a la Forcadona (con las dos cuerdas de 30 metros que llevamos, no alcanzamos el pie de la pared y tenemos que realizar un corto destrepe).

rapelEl rápel desde la cueva.

Luego, por la empinada y pedregosa ladera que cae de la horcada Alta de los Llambriales, regresamos caminando a la Forcadona.

DESDE VEGA HUERTA  
Distancia (total) 5,5 kilómetros
Ascensión acumulada 700 metros

Mapa de la ruta Track
site stats