Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

La Peña de Beza y su Travesedo

Algo más baja que su vecino el Canto Cabronero, la Peña de Beza es la segunda cumbre más alta del Precornión.

Espléndido mirador de Picos, el secreto mejor guardado de este inmejorable balcón colgado sobre los bosques de Sajambre es su Travesedo: una franja herbosa inverosímil, casi imperceptible desde la distancia, que cruza su enorme pared meridional, ofreciendo cambiantes perspectivas y sensaciones difíciles de describir y de olvidar. La vira es ancha, inusitadamente cómoda y exenta de dificultades, aunque, habida cuenta del abismo sobre el que discurre, será menester poner los cinco sentidos en cada paso.

Peña de Beza desde el PontónLa Peña de Beza desde las inmediaciones del puerto del Pontón. En primer término, la Pica de Ten.

De hecho, los mayores obstáculos de esta ruta no se encuentran en el Travesedo, sino en su acceso desde el puerto de Barcinera. En este tramo del recorrido, los antiguos caminos se han perdido, ganados por la vegetación y borrados por las fuerzas erosivas.

Vistas de la Peña de Beza

En Soto de Sajambre (905 m), cogemos el camino más corto a Vegabaño, es decir, el que sale del pueblo siguiendo el curso del río Agüera.

Soto de SajambreSoto de Sajambre.

Soto de SajambreSoto de Sajambre y, al fondo a la derecha, el Niajo.

Peña de BezaLa Peña de Beza se alza resguardando de la nortada el caserío de Soto de Sajambre.

Pasada la caseta de la Cavada, en Boca Miraño (1.080 m, 1,8 km), el camino gira a la derecha, abandona la proximidad del río y se interna en el hayedo.

Una cómoda subida deja atrás el invernal del Grandoso y nos pone en la Pedrona (1.270 m, 2,8 km), donde enlazamos con la ancha y bien cuidada pista que también viene de Soto, aunque dando un considerable rodeo.

Desde aquí, un agradable paseo nos lleva a las bucólicas praderas de Vegabaño (1.320 m, 3,5 km), donde ponemos rumbo al norte por la pista abierta en la ladera occidental de la Cotorra de Escobaño.

En el puerto de Barcinera (1.340 m, 4,6 km), el camino que traemos se divide: el ramal de la derecha baja al Dobra y Carombo; y el de la izquierda regresa a Soto por Valdelosciegos y la Senda del Arcediano. Por desgracia, a nosotros no nos sirve ninguno de los dos.

Sin senderos definidos, ascendemos desde el mismo puerto por el magnífico hayedo del monte la Texa, dejándonos guiar por el murallón de Beza. Dado lo pronunciado de la pendiente que cae al Dobra, quizá lo mejor sea ganar altura por la divisoria. Más arriba (a unos 1.450 metros de altitud), el terreno se torna más llevadero y nos permite encaminarnos directamente al norte.

Sedo la JayaPor la orilla de las paredes, hacia el sedo la Jaya.

No tardamos en alcanzar el límite superior del hayedo, que termina justo allí donde arrancan las paredes de Beza. Bajamos unos 50 metros, y, por la misma orilla de los escarpes, nos dirigimos hacia la verde franja del sedo la Jaya; sedo por el que no vamos a subir, pero que resulta una buena referencia para acceder al Travesedo.

En este tramo, como antes se dijo, la vegetación y un argayo han hecho de las suyas, pero con calma y paciencia nos vamos aproximando al único punto débil de la muralla de Beza. Cruzar el argayo puede resultar expuesto y peligroso, sobre todo si el terreno, poco consolidado y resbaladizo, se encuentra húmedo. En este caso, es preferible perder unos metros y salvarlo lo más abajo posible.

Nota importante:

Existe un itinerario alternativo, mucho más fácil y seguro, para aproximarse al Travesedo desde el puerto de Barcinera. Véase la ruta de ascensión a Beza por el sedo la Jaya.

Del pie mismo del sedo la Jaya (1.500 m, 6,3 km), arranca hacia el suroeste la rampa que conduce al Travesedo.

Acceso al Travesedo de la Peña de BezaLa rampa de acceso al Travesedo vista desde el sedo la Jaya.

Con esfuerzo, aprovechando alguna que otra traza de senda, ascendemos por las duras pendientes de hierba de las Segadas. El nombre de este paraje no deja lugar a dudas: antaño, vecinos de Soto llegaban hasta aquí para segar la hierba. Y como resultaba demasiado costoso acarrearla hasta el pueblo por el camino de subida, la envolvían en sábanos y la tiraban por los cortados de Beza. Luego, los ingeniosos y esforzados segadores recuperaban las improvisadas balas 250 metros más abajo, en un terreno mucho más franco para retornar a Soto.

Las SegadasEn las Segadas, con el sedo la Jaya detrás.

Asombrados por el modo de vida de la gente de antes, acabamos de remontar las Segadas (1.800 m, 7,2 km). Es entonces cuando el horizonte se abre hacia poniente y damos vista al Travesedo, una fantástica terraza herbosa que cruza de este a oeste toda la muralla de Beza.

Travesedo de Peña BezaEn el Travesedo.

Final del TravesedoLlegando al extremo occidental del Travesedo.

Habíamos oído hablar del Travesedo, pero ha sido preciso llegar hasta aquí para empezar a creer que pueda existir un lugar así en los verticales farallones de Beza. Lo recorremos con calma, disfrutando de cada uno de los pasos que damos en tan espectacular balconada.

Travesedo finalMuro de piedras en la salida del Travesedo.

Cuando salimos a las verdes pendientes de Valle Llano (1.800 m, 8,2 km) seguimos albergando alguna duda sobre la realidad de lo que acabamos de experimentar. Y es que resulta difícil acabar de aceptar que pueda existir un remanso de paz como el Travesedo en el corazón del caos.

Peña BezaEn esta imagen, tomada desde las inmediaciones de la canal del Perro, se distingue el Travesedo. A la derecha de la Peña de Beza se yergue el Canto Cabronero.

Para coronar la Peña de Beza, ascendemos directamente por su contrafuerte meridional, ganamos el collado sur (1.915 m, 8,6 km), y trepamos a la cresta del cordal principal, donde enseguida alcanzamos la cima (1.963 m, 8,7 km).

Vistas desde la cumbre

Para regresar, descendemos por la ladera septentrional de la montaña hacia las inmediaciones de collado Llano (1.880 m, 8,9 km), desde donde tiramos hacia la canal de Misa (1.700 m, 9,5 km) para bajar al puerto de Beza (1.511 m, 10,1 km).

Peña de Beza desde collado LlanoLa cumbre de la Peña de Beza desde collado Llano.

Rodeamos el Jurcueto por el este, y por la Senda del Arcediano (1.360 m, 10,8 km) regresamos a Soto. Véase, para una descripción detallada del itinerario de descenso, la ruta al Canto Cabronero o la ascensión a Beza por la canal de Misa.

Distancia (total) 14,1 kilómetros
Ascensión acumulada 1.200 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones a Beza
site stats