Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

El Murcia, por la Rasa y los Altos de Martín Vaquero

En la salida de Barniedo (1.150 m) hacia Valponguero, tomo el Cordel de Besande, antigua derivación de la Cañada Real Leonesa Oriental hacia los puertos de Portilla de la Reina.

En la actualidad es una pista que va ganando altura dejando a la izquierda el valle de Rivalacueva, así llamado porque en él se encuentra la cueva de los Moros, cuya entrada se distingue en los riscos calizos que afloran en la vertiente opuesta del valle. La oquedad es pequeña, pero, en su día, debió de contar con buenos ejemplares de estalactitas y estalagmitas, desaparecidos víctimas del vandalismo.

Los PandosEl collado de los Pandos desde la ladera de la Rasa.

El camino avanza sucesivamente por zonas de matorral, un bosque de hayas y robles, y laderas de reciente repoblación. De este modo, me pongo sin problemas en el collado de los Pandos (1.500 m, 2,9 km), donde hallo fuente y refugio.

En el collado abandono la comodidad de la pista, que se dirige, ya sin ganar altura, a Valverde de la Sierra.

A mi izquierda se alza la larga y enmarañada ladera occidental de la Rasa. Afortunadamente, un sendero (más fácil de seguir bajando que subiendo) serpentea entre la vegetación para ascender a la antigua majada de la Rasa, de la que ya sólo quedan algunos círculos de piedras. No es necesario llegar a ella, pero la senda facilita ganar doscientos cincuenta metros de altura.

Los trescientos metros de desnivel restantes se salvan deambulando entre los brezales y los bloques de cuarcitas devónicas que rodean la cima de la montaña.

El vértice de la Rasa (2.088 m, 5,7 km) me regala una buena panorámica del Espigüete, los valles de Valverde y Siero, el embalse de Riaño y el cordal que viene de Peña Prieta.

RasaLa Montaña de Riaño desde la Rasa (clic en la imagen para ampliar).

Desde la cumbre tiro hacia naciente para, tras descender al collado que comunica Barniedo con Valverde a través de Magánaves (1.943 m, 6,6 km), ganar el Alto de los Bildares (2.078 m, 7,9 km).

La RasaLa Rasa y el valle de Magánaves.

Sigo por la cuerda, ahora con rumbo noreste, para coronar los Altos de Aguasalio (2.122 m, 9,2 km), desde donde se contempla todo el valle de Magánaves y, justo debajo, el terrible hachazo del arroyo en la masa de conglomerados.

MurciaLos Altos de Martín Vaquero, la Cerezuela y el Murcia, desde los Altos de Aguasalio. Al fondo el Curavacas.

La idea es continuar por el violento cuchillar de los Altos de Martín Vaquero hasta dar con la Cerezuela y el Murcia, para descender por Gustalapiedra a Valponguero.

murciaEl Joyo desde los Altos de Aguasalio.

Después de la cima, está el estrecho collado (2.054 m, 9,7 km), de buen caminar, que la enlaza con la sucesión de torres de los Altos de Martín Vaquero. Al norte del collado se extiende la depresión del Joyo; y al sur, los valles de Valverde de la Sierra, dominados por el Espigüete.

El terreno por el que hay que continuar es áspero y laberíntico, apto sólo para personas hechas a moverse por zonas escabrosas.

Al este del collado se yergue un insuperable torreón vertical. Para evitarlo, se tira por una especie de senda horizontal hasta un canalizo de hierba, muy pendiente pero de fácil subida, por el que se sale a la loma cumbrera.

Por la vertiente de Valverde, una trocha facilita la progresión. Se alcanza así un segundo collado (2.060 m, 9,9 km), muy pequeño y que sigue dando al Joyo.

Altos de Martín VaqueroEl laberinto de riscos de los Altos de Martín Vaquero.

Subiendo unos metros, volviendo a bajar y realizando una corta travesía por la roca, marchando siempre hacia el este, se encuentra un terreno por el que, en esta tierra dislocada, cuajada de riscos enhiestos, se progresa en horizontal con relativa comodidad.

Después de cruzar, en ligero ascenso, una canal herbosa, viene una brecha que mira ya a Gustalapiedra.

La repisa rocosa prosigue, siempre por la vertiente meridional, hasta una rampa de hierba. Al remontarla aparece un terreno similar que lleva a la línea de cumbres. La cima principal del cordal se halla a la vista, basta seguir por la cresta para coronarla.

Altos Martín VaqueroUna mirada hacia atrás desde los Altos de Martín Vaquero. De izquierda a derecha: el Alto de los Bildares, la Rasa y los Altos de Aguasalio.

Desde la cima de los Altos de Martín Vaquero (2.141 m, 10,6 km), hay que volver a bajar a un nuevo collado (2.085 m, 10,9 km), trepar unos metros por una corta y angosta fisura, y descender ligeramente hasta dar con una brecha, fácil de reconocer por las rocas inclinadas y lisas de su pared oriental.

Oculto detrás de estas rocas, un canalizo, estrecho y transitable, asciende a la cresta. Progresando ahora por la vertiente que da a Gustalapiedra y salvando un resalte de escasa enjundia por la derecha, se llega al nudo donde el poderoso cordal se divide en dos (2.094 m, 11,6 km): el que hacia el sur, por el collado Mazobres, enlaza con el Espigüete; y el que pone rumbo al noreste, y después de algunos kilómetros culmina en el Mojón de las Tres Provincias.

Este ramal tiene un nuevo arranque de bravura infranqueable en los verticales farallones del Alto de la Hoya de Martín Vaquero. No hay más opción que rodearlos descendiendo por la derecha, al pie de la pared. Tras descartar las dos primeras canales, muy abruptas y pedregosas, surge una tercera (2.030 m, 11,9 km), más suave, donde crece con profusión la hierba, alimentada por la humedad de la nieve que se conserva en su parte superior hasta bien entrado el verano. Al otro lado (2.109 m, 12,1 km), están las amables pendientes que caen sobre Gustalapiedra.

MurciaEl suave ondular del terreno que, desde la parte alta de Gustalapiedra, se remonta por la Cerezuela hasta la cima del Murcia.

Para llegar al Murcia (2.351 m, 14,3 km), el camino más corto sigue hacia la Cerezuela por la divisoria. Pero yo, tras un recorrido tan arduo como el que llevo, me he quedado sin agua, así que bajo ligeramente por la ladera suroeste de la montaña para aprovisionarme en los manantiales que brotan a unos 2.050 metros de altitud.

El regreso puede hacerse por Gustalapiedra y Valponguero.

Distancia (solo ida) 14,3 kilómetros
Ascensión acumulada 1.800 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones al Murcia
site stats