Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Ascensión al Madejuno desde el Cable por la fisura sureste

Comenzando desde naciente, el Madejuno es el primer vértice del cordal del Llambrión que supera los 2.500 metros de altitud.

Vistas del Madejuno

La montaña se alza entre Tiro Llago y la Torre del Hoyo Oscuro, separada de esta última por los Tiros de Casares, collado de paso del hoyo del Sedo al hoyo Sin Tierra y los hoyos Engros (nombre consolidado, pero deformado, de lo que los lugareños denominaban "hoyos Negros").

Madejuno y Tiros de CasaresVertiente norte del Madejuno y los Tiros de Casares.

Una precisión toponímica

En Picos, el topónimo "Tiro" se empleó inicialmente para designar collados donde los cazadores se apostaban para acechar al rebeco. Con el tiempo, el topónimo se usó también para referirse a la montaña situada junto al collado. Esta ambivalencia introduce a veces cierta confusión a la hora de interpretar un texto.

Nosotros empleamos el topónimo "Tiros de Casares" para referirnos a la totalidad del collado que se abre entre el Madejuno y la Torre del Hoyo Oscuro.

Pero se trata en realidad de un collado doble (en consonancia con el plural del topónimo), lo que exige una mayor precisión para saber a qué parte de los Tiros nos estamos refiriendo.

A su parte más alta (la situada junto al Madejuno) la llamaremos horcada alta de los Tiros de Casares; y a su parte más baja (que es el lugar de paso) la llamaremos horcada baja de los Tiros de Casares.

Separan las dos horcadas tres características agujas a las que denominaremos Agujas de los Tiros de Casares.

Existen dos vías de ascensión al Madejuno que se pueden considerar normales: la vía de la fisura sureste y la vía de la rampa norte. Pese la calificación que reciben en la escala de dificultades de escalada (PD), las dos son expuestas y ninguna es fácil para quien no sea escalador.

Desde el punto de vista técnico, la más complicada es la primera, que resulta también la de mayor interés: la buena calidad de la roca y su trazado directo la convierten en una auténtica delicia para los acostumbrados a transitar por este tipo de parajes. Pero quien carezca de experiencia deberá afrontarla como si de una escalada se tratara, y siempre en compañía de alguien que la tenga. El descenso por está vía es difícil, siendo preferible rapelar o bajar por la rampa norte.

Desde el Cable (1.850 m), hasta donde se puede llegar en el teleférico de Fuente Dé, por la senda del Hachero o por la canal de la Jenduda, alcanzamos con comodidad la Vueltona (1.930 m, 2,3 km), donde abandonamos el señalizado camino a Cabaña Verónica para proseguir por la pista minera de la izquierda, que nos lleva al collado de Fuente Escondida (2.050 m, 3,9 km).

Hacia la Torre de AltaizPor la pista minera, hacia el collado de Fuente Escondida. En el horizonte, de izquierda a derecha, la Padiorna, la Torre de Altaiz, la Torre del Hoyo Oscuro y el Madejuno.

En el collado, seguimos hacia poniente por una senda trazada en los pedreros que tapizan por el sur la depresión del hoyo Sin Tierra.

Ascensión al Madejuno desde el CableLa senda que bordea el hoyo Sin Tierra. Fotografía tomada desde la ladera de las Agujas de los Tiros de Casares.

Este sendero, balizado con pintura roja, es la vía de aproximación a Collado Jermoso desde el Cable, a través de los Tiros de Casares y la collada Ancha.

MadejunoEn el sendero del hoyo Sin Tierra, con la Torre del Hoyo Oscuro, en el centro, y el Madejuno, a la derecha.

Alternando algún tramo llano con fuertes repechos, la trocha va faldeando la Torre de Altaiz y el Pico San Carlos.

Pico San CarlosLlamativo arco en la cara norte del Pico San Carlos.

A continuación, tras pasar muy cerca de la horcada Verde, afronta la pendiente, algo más abrupta, que baja de la Torre del Hoyo Oscuro, donde hemos de superar alguna llambria fácil.

MadejunoEl terreno se torna más sólido y abrupto a medida que nos acercamos a la Torre del Hoyo Oscuro.

Alcanzamos, así, el borde sureste de la canal que baja de los Tiros de Casares (2.280 m, 5 km). Los Tiros quedan a nuestra izquierda, y, frente a nosotros, al otro lado de la canal, vemos el contrafuerte de las Agujas de los Tiros de Casares, un notable escarpe que impide el acceso directo al Madejuno.

Los resaltes van perdiendo fuerza hacia la derecha, que es hacia donde debemos dirigirnos para rodearlos. Unas llamativas rocas blanquecinas nos sirven de referencia.

De momento, sin embargo, con objeto de no perder altura, proseguimos durante un trecho en dirección a los Tiros, pero, antes de alcanzarlos, cruzamos la canal, y continuamos, en sentido contrario al que traíamos, siguiendo las trazas de la senda que lleva a Cabaña Verónica.

Dejamos atrás las rocas blanquecinas, y, en cuanto el terreno lo permite (2.300 m, 5,3 km), remontamos la ladera que tenemos a nuestra izquierda. Unas sencillas trepadas y unos pedreros nos dejan en la horcada alta de los Tiros de Casares (2.410 m, 5,6 km), al lado de la fisura o diedro sureste del Madejuno.

Ascensión al Madejuno por la fisura suresteLa vía de la fisura sureste.

La rectilínea fisura asciende hasta una terraza intermedia empinándose progresivamente.

Ascensión al MadejunoIniciando el ascenso de la fisura.

El comienzo es sencillo. Superamos un somero resalte (II), que se puede esquivar por la derecha, y alcanzamos otro de mayor enjundia (III+, expuesto) que rodeamos por la izquierda, aprovechando el sólido agarre de una puente de roca (donde suele haber unos cordinos) y elevando los pies todo lo posible antes de retornar a la fisura.

Ascensión al Madejuno por la fisura suresteRetornando a la fisura tras rodear su resalte más pronunciado.

A partir de aquí, la fisura se encajona y se transforma en una especie de estrecha chimenea con sólidos, pero escasos, agarres (III).

Ascensión al Madejuno por la fisura suresteLlegando a la terraza intermedia.

Salimos así a la terraza intermedia, que hacemos andando y procurando no tirar piedras a los que vienen detrás. En el borde superior de la terraza, hay dos clavijas desde las que se puede rapelar prácticamente hasta abajo con una cuerda de 60 metros.

Saliendo de la terraza intermedia.

Abandonamos la terraza por la izquierda para seguir trepando (II) hasta un corto resalte vertical (III-) que da paso a unas espectaculares placas, sencillas pero muy aéreas.

Ascensión al Ma

Ascensión al Madejuno por la fisura suresteEn las aéreas llambrias cimeras.

Vistas desde la cumbre

Luego, unas canaletas nos dejan en la cresta de la montaña, muy cerca de la cima (2.509 m, 5,8 km).

Distancia (solo ida) 5,8 kilómetros
Ascensión acumulada 710 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones al Madejuno
site stats