Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

La Torre del Llambrión y la Torre de Casiano de Prado desde las Colladinas

Con sus 2.642 metros, la Torre del Llambrión es la segunda cumbre más alta de los Picos de Europa.

LlambriónLa Torre del Llambrión desde Remoña.

Desde Cañabedo (1.370 m), por el Cabén, el sedo y el collado de Remoña alcanzo el collado de la Padiorna (2.000 m). Subo por el sedo homónimo y continúo por el muy transitado camino a Collado Jermoso.

La ascensión propiamente dicha a la cumbre del Llambrión comienza en la última de las colladinas (2.200 m, 8 km), paraje desde el que se avista por primera vez el refugio de Collado Jermoso.

torre del LlambrionLa Torre del Llambrión (izquierda) y Tiro Tirso, desde la Torre de Salinas.

Abandono el sendero y subo hacia la derecha (norte), en dirección a una veta de rocas rojizas visible desde el collado. Trepo por la izquierda de la veta, que abandono enseguida, doblando más a la izquierda.

Prosigo la subida por canalizos fáciles de piedras sueltas, hasta que, a los 2.300 metros, realizo una travesía en ligero ascenso hacia la izquierda (norte), por encima de unos llamativos lapiaces. Después sigo ganando altura hacia naciente por terreno similar al inicial.

En pleno dominio de la roca y los pedreros, alcanzo una diminuta pradera (2.410 m, 8,6 km). Desde este lugar, un impresionante desfile de paredones parece cortar el paso. En este hemiciclo rocoso que cierra el horizonte por el este, el único paso franqueable se encuentra ligeramente a la izquierda, unos cincuenta metros por encima de la pradera, y separado de ella por un terreno pedregoso que no representa ningún problema.

La superación del que podríamos llamar paso clave de la ruta no es excesivamente complicada (quizá algo más su descenso): se trata de una corta trepada por terreno bastante inclinado, pero con buenos agarres.

Salvado este tramo, la subida continúa describiendo un amplio semicírculo para ganar una brecha situada casi en la vertical del paso clave (2.530 m, 8,9 km).

Me encuentro muy cerca de la cumbre de la Torre de Casiano de Prado, paso obligado en el camino hacia el Llambrión.

Para llegar a ella, traspongo la brecha y tiro por el primer canalizo que se abre a mi derecha, caracterizado por su fondo de rocas rojizas erosionado por el agua. Hacia su mitad, el canalizo presenta un pequeño resalte que se salva bien trepando por la derecha. Un poco más arriba, lo abandono para continuar subiendo por terracillas de piedras. Finalmente, sin llegar a la arista, trepo directamente por la roca con ligera tendencia a la izquierda. Uno de los mejores pasos se encuentra a la izquierda de una laja que sobresale de la pared.

Casiano de Prado

La Torre de Casiano de Prado.

Las vistas desde la cima de la Torre de Casiano de Prado (2.613 m, 9,2 km) recompensan los esfuerzos realizados para llegar hasta ella.

Desde la cumbre de la Torre de Casiano de Prado, con el Llambrión cerca y a la vista, recorro la corta y afilada arista que se proyecta hacia el norte.

Cuando la cresta se ensancha, un promontorio se interpone en mi camino; para salvarlo, desciendo unos metros hacia una zona de piedras negras visibles a la izquierda, y, a continuación, asciendo hacia las rocas compactas que se ven a la derecha.

Alcanzada una horcadina, sin bajar al pedrero que se acumula al otro lado, trepo por el morro (mejor un poco a la derecha de la horcadina) que constituye la antecima del Llambrión, y, antes de llegar a lo más alto, tiro a la izquierda para alcanzar el diminuto collado que se abre al suroeste de la cumbre, de la que ya sólo me separan unos metros (2.642 m, 9,5 km).

Vistas desde la cima

Distancia (solo ida) 9,5 kilómetros
Ascensión acumulada 1.530 metros

Mapa de la ruta Track Wikiloc
Índice de ascensiones al Llambrión
site stats