Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Valle de Sajambre: de la fuente el Joyo al collado Viejo. Circuito en torno al Pico Camborisco

He aquí una relajante ruta, muy recomendable para los amantes del bosque y la tranquilidad. Contraindicada para hiperactivos, cagaprisas y obsesos de la competición. Totalmente desaconsejada para quienes solo parecen disfrutar cuando llegan al borde de la extenuación.

riega del JoyoLa riega del Joyo.

La fuente el Joyo brota a la orilla de la carretera que baja del puerto del Pontón, en una pronunciada curva donde finaliza lo más duro del puerto y comienzan las plácidas praderas de Verrunde.

YouTube

Desde la fuente (910 m), hoy completamente seca, tiro unos metros carretera abajo hasta el kilómetro 118 (900 m, 0,2 km). De aquí sale una cómoda y ancha pista que, por la margen izquierda del río de los Pontigos, sube por el interior del hayedo, pasa por el remozado invernal de las Vallejas, y alcanza la majada las Porqueras (1.140 m, 1,7 km).

Peña los MazosLa Peña los Mazos desde la pista de subida a las Porqueras.

Aunque no queda ninguna construcción, la majada resulta fácil de reconocer por su amplia pradera salpicada de grandes bloques de conglomerado. En ella enlazo con el camino viejo de Valdeón, por el que prosigo hasta el puerto de Panderruedas (1.463 m, 4,1 km).

majada las porquerasLa majada las Porqueras. Fotografía tomada desde Pedroa.

Me aprovisiono de agua y subo al muy visitado mirador de Piedrashitas (1.510 m, 4,8 km). Después, continúo por el camino de Vegabaño faldeando la ladera oriental del Pico Camborisco.

mirador de PiedrashitasEl mirador de Piedrashitas en la plenitud del invierno.

A partir del mirador, la nieve, profunda y no muy consistente, cubre la mayor parte del terreno. Circunstancia, sin duda, ideal para mis zapatillas de verano. No sé por qué, pero todos los meses de mayo cometo el mismo error.

CamboriscoEl Pico Camborisco.

La cosa empeora cuando, en el collado de Piedrashitas (1.520 m, 5,6 km), doy vista a las laderas septentrionales del Camborisco, y la capa de nieve se vuelve continua. Las altas temperaturas y el saber que, una vez en el collado Viejo, me encontraré con una orientación más favorable, me animan a seguir pataleando en la nieve.

Por suerte, en el collado Viejo (1.639 m, 6,2 km) el sol ha hecho aflorar la pradera. Hago un alto, escurro los calcetines y las zapatillas, y pongo a secar los pies.

Recuperado el ánimo, comienzo a descender, pero, en cuanto entro en el hayedo, reaparece la nieve. Sigo como si tal cosa: mis zapatillas no son impermeables, pero parece imposible que les pueda entrar más agua.

collado viejoEl collado Viejo y la majada Casarruanes vistos desde la cumbre de Jario.

Unos 300 metros más abajo, el boscoso y engañosamente fácil terreno por el que estoy bajando termina en unos notables cortados sobre el río de los Pontigos. Es importante, por tanto, no bajar mucho por él. También es conveniente vencer la tentación de progresar por la vaguada, lo mejor es hacerlo con cierta tendencia a la derecha (noroeste).

TenTen y su séquito desde los aledaños del collado Casarruanes.

De este modo, en el borde norte del hayedo, bajados apenas 90 metros, localizo una buena senda (1.550 m, 6,7 km) que vadea el argao el Comborisco, penetra en una ladera de monte bajo y desciende hasta el collado Casarruanes, (1.500 m, 7,1 km), una especie de hombro donde reaparece el hayedo.

Un giro a la derecha (norte) me pone enseguida en el claro del bosque donde estuvo la majada Casarruanes (1.470 m, 7,2 km), de la que tampoco queda ningún resto.

Agua LlinasieAgua Llinasie.

Aquí, el camino, muy impreciso, continua desde el ángulo inferior izquierdo de la campera. Buscando el terreno menos pendiente, la trocha pasa junto a unos resaltes rocosos con agujero (la Ventana Llinasie), cruza un regato (Agua Llinasie) y alcanza la orilla del río de los Pontigos, que en este tramo alto recibe el nombre de riega las Cabañas (1.350 m, 7,7 km).

PedroaEl Pozúa y Pedroa.

Al otro lado del río, el sendero, cada vez más marcado, se dirige, ya sin pérdida posible, a la majada Pedroa (1.190 m, 8,7 km).

El saltoEl Salto el Agua visto desde Pedroa.

En Pedroa, en lugar de seguir por la pista, atrocho por la orilla derecha del río de los Pontigos para alcanzar el camino viejo de Valdeón a la altura del puente de madera (1.100 m, 9,2 km) que es la antesala de la majada las Porqueras.

Distancia (total) 11,4 kilómetros
Ascensión acumulada 895 metros

Mapa de la ruta Track
site stats