Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

El Gildar y el Cebolleda desde Pandetrave

La ascensión al Gildar desde el puerto de Pandetrave resulta más larga y dura que desde Panderruedas. Como contrapartida, este itinerario, que discurre por la cabecera de los puertos de Montó y Cable, ofrece amplias y cambiantes vistas de Picos y la cordillera.

Salimos de Pandetrave (1.566 m) rumbo a poniente, por el camino que por el Prado Collado enfila hacia la Gabanceda, cumbre que no tardamos en coronar (2.042 m, 2,7 km) (véase la ruta La Gabanceda, invernal desde Pandetrave).

PandetraveEl puerto de Pandetrave.

GabancedaAntecima oriental de la Gabanceda.

Silla y CorniónLos Picos de la Silla y el Cornión vistos desde la Gabanceda.

Peña SantaPeña Santa desde la Gabanceda.

ÁndaraÁndara, fotografía tomada desde la cima de la Gabanceda.

Descendemos de la montaña por la ladera suroeste para proseguir por el largo cordal que, salpicado de collados y promontorios, enlaza la Gabanceda con el Gildar.

gildar

Sierra de CebolledaLa Gabanceda y la Sierra de Cebolleda vistas desde la Torre de Salinas (clic en la imagen para ampliar).

Alcanzamos un primer collado (1.877 m, 3,5 km), ganado por el escobal, al que sigue una cota que nos exige una corta trepada (1.912 m, 3,8 km).

GabancedaLa Gabanceda desde las Corcadas.

Tras pasar por una zona más suave donde reposan algunas peñas calizas (al igual que la propia Gabanceda, se trata de olistolitos), viene el collado (1.894 m, 4,1 km) que antecede a la Cerra de Montó, cuyo punto más alto esquivamos por el norte.

Un nuevo collado (1.854 m, 4,8 km) nos pone en la cuesta que conduce al Pico las Brañas, cumbre de la que arranca hacia el norte el largo cordal que termina en el Pico Cuototín.

Nosotros continuamos hacia el oeste, evitando la cima del Pico las Brañas por el sur.

MontóLos puertos de Montó.

Desde la Gabanceda hasta aquí hemos caminado por el borde meridional de los bucólicos puertos de Montó. En adelante, hasta llegar al Gildar, haremos lo propio por las Verdes de Cable, el abrupto límite sur de los puertos de Cable.

Verdes de Cable

Verdes de CableDos imágenes de las Verdes de Cable.

Proseguimos la marcha por la divisoria hasta que se torna intransitable (1.955 m, 5,9 km), pasamos entonces a la vertiente sur. Delante de nosotros, algo a la izquierda y un poco más abajo, vemos el collado a través del cual el ramal transversal de las Verdes de Valcarque (linde de los valles de Valcarque y Cosoya) engarza con las Verdes de Cable.

Tratando de perder la menor altura posible, avanzamos a media ladera, sin bajar al collado, y, al alcanzar su vertical, remontamos nuevamente hasta la divisoria del cordal principal (1.997 m, 6 km).

Verdes de CableLas Verdes de Cable. Al fondo, el Pico Cebolleda y el Gildar.

Tras ascender a la siguiente cota (2.002 m, 6,3 km), nos topamos con el que quizás sea el paso más complicado de la aproximación al Gildar.

Se interpone en nuestro camino un risco que es preciso esquivar. El problema reside en que, por cualquiera de sus flancos, el terreno pinta muy pendiente.

Por la izquierda (vertiente de Cosoya) la ladera, pelada y terrosa, es un auténtica escupidera.

verdes de CableFlanco norte del risco.

El paso parece más factible por la derecha, aunque la inclinación es similar y la cubierta vegetal, húmeda debido a la orientación norte, se encuentra también resbaladiza. Pese a ello, optamos por esta alternativa. Bajamos unos metros, y, en cuanto el terreno lo permite, nos acercamos a las paredes, donde vamos encontrando someras repisas que facilitan la progresión.

GildarEl Gildar.

Salvado el paso, una última elevación nos pone al pie de la ladera que culmina en la cumbre del Gildar (2.078 m, 7,5 km).

Gildar y el CebolledaEl Pico Cebolleda y el Gildar. Delante del Cebolleda, el cordal de las Verdes de Valcarque.

Tras reponer fuerzas y disfrutar durante un buen rato de las vistas que nos ofrece el Gildar, descendemos por su ladera suroeste.

Pico CebolledaEl Pico Cebolleda y su cresta.

Alcanzamos así el collado alto de Cebolleda (1.993 m, 8,1 km), de donde arranca la cresta, fácil pero a tramos muy aérea, que culmina en el Pico Cebolleda (2.054 m, 8,5 km).

Regresamos a Pandetrave por el mismo itinerario, pero sin subir ni al Gildar ni a la Gabanceda.

Distancia (total) 16,6 kilómetros
Ascensión acumulada 1.030 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones al Gildar
site stats