Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

La Torre del Friero (por el canalón de la Piedra y las Mojosas)

Las Mojosas, perfectamente visibles desde Valdeón, plantean un inmediato interrogante: ¿será accesible su cima? Los mapas me dicen que no lo parece desde el sur, pues, por esta vertiente, las curvas de nivel se aprietan hasta convertirse en un informe amasijo de líneas retorcidas; en cambio, por el norte —es decir, desde Asotín— el terreno luce algo más favorable. Pero, claro, todo esto son sólo impresiones y conjeturas derivadas de dibujos en un papel.

FrieroEl Argayo de los Bueyes, amenazador laberinto de riscos, se precipita violentamente hacia el apacible Combiján entre la Paridera (izquierda) y las Mojosas (derecha). El Canalón de la Piedra (no visible en la imagen) se encuentra al pie de las paredes de las Mojosas.

Por si acaso, pregunto en Posada si por el Argayo de los Bueyes hay salida hacia el otro lado, hacia Asotín. Me dicen que sí, cosa que me alegra, aunque no mucho, pues algo en el tono de voz y en las explicaciones de mi interlocutor me hace sospechar que no ha frecuentado demasiado esos derroteros.

Vistas del Friero

Un mes más tarde, la montaña sigue intratable por las nevadas caídas en la primera quincena de mayo. En el valle, en cambio, la primavera brilla en los prados y comienza a verdear en los bosques.

Pedro Gonzalo fue pastor de ovejas y conoce como nadie el puerto de Chavida. A Pedro Gonzalo, hombre amable, estuvo a punto de darle un disgusto un rayo cuando andaba con su grey en la majada de Sebio. Por fortuna, la chispa sólo lo dejo inconsciente.

Pedro Gonzalo, a la puerta de su casa en Prada, me dice que efectivamente hay paso por el Argayo de los Bueyes, y si Pedro Gonzalo lo dice, no hay más que hablar. Me da algunas indicaciones, pero, en el rimero de riscos que es el Argayo de los Bueyes, me resulta difícil seguirlas hasta con la vista.

Pocos días después, me lo confirmaría Daniel, con quien me topé en la majada Bajera de Chavida cuando subía a darse un garbeo desde su casa de Santa Marina. Daniel, hoy jubilado, durante los más de treinta años que fue guarda del Parque Nacional se pateó todos los rincones de los Urrieles, de manera que estas montañas tienen pocos secretos para él.

Me habló del Canalón de la Piedra, visible desde donde nos encontrábamos y aún repleto de nieve, como una de las vías de paso hacia Asotín. Aparentemente, su acceso desde la majada Bajera, por la Traviesa del Escaño, no presenta problemas. Aguardaré con impaciencia la retirada de la nieve para intentar ascenderlo.

Friero

Por fin, con las últimas bocanadas del mes de junio, la nieve desaparece del Canalón, salvo un pequeño nevero que, hacia la mitad de la hendidura, resiste aún los embates del recién estrenado verano.

Alcanzo el collado de Peranieva (1.587 m, 1,4 km) como siempre: saliendo de Cañabedo (1.370 m) y pasando por Urdías.

majada viejaEl collado de Peranieva y la majada Vieja.

Desde Peranieva, bajo por la senda de los Valdeones a la aledaña majada Vieja, de la que no queda nada más que la pradera (1.560 m, 1,7 km). Aquí, abandono la senda de los Valdeones, y por trochas medianamente marcadas asciendo a la majada Bajera de Chavida (1.615 m, 2,3 km).

majada Bajera de ChavidaLa majada Bajera de Chavida.

Desde la majada Bajera de Chavida remonto la canal sur, primero por la derecha, y, después, aprovechando sus franjas herbosas centrales. Cuando la canal se estrecha (1.750 m, 2,9 km), sigo subiendo para franquear por arriba los escarpes de la izquierda.

canal surLa majada Bajera de Chavida desde la canal sur.

Al llegar a una faja de piedras finas (1.780 m) tuerzo hacia la izquierda y salgo a un verde colladín. Subo unos metros más para cruzar el pedrero occidental de la canal y ganar el collado de enfrente (1.800 m, 3,1 km).

Canalón de la PiedraLlegando al Canalón de la Piedra.

Sin perder altura, abandono la canal sur y me adentro en la Traviesa del Escaño. Progresando cerca de la roca, no tardo en alcanzar la entrada del Canalón de la Piedra (1.830 m, 3,4 km).

El terreno es, claro, muy pendiente y algo descompuesto, pese a ello, se avanza bien hasta llegar a una gran roca que obstruye la canal, formando una barrera vertical de unos cuatro metros.

canalón de la PiedraTramo inicial del Canalón de la Piedra. Aún no se ve el paso más complicado.

Superarla tiene su miga, yo descarto encarar directamente el bloque calizo, y me aventuro por la pared de la izquierda inmediata a él, donde hay buenos apoyos para los pies. Le echo un III grado o quizá un poco más. En este vídeo se puede ver el paso.

Canalón de la PiedraLa parte superior del Canalón de la Piedra.

El resto del Canalón es franco, aunque pródigo en piedras sueltas. Una vez superado (1.930 m, 3,55 km), y tras comprobar con alivio que el Canalón desemboca plácidamente en pinas pero fáciles pendientes, me tomo un respiro junto a un curioso puente de piedra desde donde escudriño lo que me queda para ganar la divisoria.

FrieroPuente en la salida del Canalón de la Piedra.

Por la rampa de hierba y tierra que asciende a la mano contraria de la canal que tengo enfrente, no parece que haya complicaciones y, en efecto, no las hay.

Canalón de la PiedraItinerario desde la salida del Canalón de la Piedra hasta dar vista al hoyo de las Mojosas.

Tiro de frente para cruzar la canal en ligero ascenso. El terreno que piso, más abajo, se abisma y, más arriba, se vuelve demasiado incómodo por la gran cantidad de pequeñas e inestables piedras que tapizan su tramo superior; pero por donde voy resulta bastante llevadero.

Canalón de la PiedraEl Canalón de la Piedra.

Tanto es así, que no tardo en alcanzar la rampa y ganar la loma (2.000 m, 3,8 km) que da vista al hoyo de las Mojosas y las pendientes que caen hacia Asotín.

Canalón de la PiedraVista, desde la divisoria, de la salida del Canalón de la Piedra.

Animado por el éxito, prosigo, ahora con rumbo sureste, hasta coronar las Mojosas (2.153 m, 4,2 km), un señalado jalón del contrafuerte occidental del Friero, de notables paredes hacia la Sopeña de Cifuentes y fuertes pendientes hacia Asotín, pero que, por el este, engarza con la línea de cumbres a través de un placentero collado (2.130 m) poco más bajo que la cima.

Desde este collado, una senda de trazado horizontal, muy estrecha pero sorprendentemente cómoda, atraviesa el laberinto de riscos y pedreros de las canales suroeste y sur del Friero y sale a la horcada Media de Chavida, en la divisoria de la canal sur y la de Chavida.

FrieroLa Torre del Friero desde las Mojosas.

Se trata de una buena opción para regresar, pero me tienta un interrogante: ¿siguiendo por la divisoria, será muy complicada la conexión entre las Mojosas y las vías de ascensión al Friero?

Lo cierto es que la distancia que me separa de ellas no es excesiva: alrededor de medio kilómetro, y unos doscientos metros de desnivel. El terreno, en cambio, pinta arduo y escabroso.

FrieroLas Peñas Cifuentes desde la majada de Brez.

Decido probar, y remonto la zona de grandes bloques que cae sobre el collado. Aprovechando las repisas para no perder altura, alcanzo un primer canalizo, que cruzo por su brecha superior.

Luego, siempre que el terreno lo permite, subo directamente, sin alejarme nunca de la divisoria, a la que vuelvo cerca de la base de las formaciones que acompañan a la aguja María Luisa (2.215 m).

Subo al siguiente collado, realizo una travesía a la derecha y vuelvo a ascender unos metros. Finalmente, progresando casi en horizontal al borde de la roca, salgo al punto de arranque de la vía suroeste del Friero (2.310 m). Pese a las apariencias, el recorrido desde las Mojosas resulta asombrosamente fácil.

Distancia (solo ida) 5,1 kilómetros
Ascensión acumulada 1.100 metros

Mapa de la ruta Track Wikiloc
Índice de ascensiones al Friero
site stats