Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

La Torre Diego Mella

De la Torre de la Palanca arranca hacia el suroeste un abrupto contrafuerte que separa el Pamparroso del hoyo del Llambrión, y decae abruptamente sobre la placidez de Collado Jermoso.

Las torres de Peñalba, Delgado Úbeda y Diego Mella desde las ColladinasEl cordal de la Torre Diego Mella desde las Colladinas.

La Palanca y las Traviesas del Pamparroso desde la Torre del MedioVista de la Torre Diego Mella y su entorno desde la Torre del Medio.

Forman este contrafuerte tres torres: Diego Mella, Delgado Úbeda y Peñalba. De ellas, solo la Torre Diego Mella se corona con facilidad. Situada al pie de la Torre de la Palanca, su ascensión se puede considerar un buen complemento de la subida a esta cumbre o a la Torre de la Celada. En ambos casos, un corto desvío de apenas 100 metros es suficiente para encaramarse a su cima.

Collado JermosoCollado Jermoso.

Desde Collado Jermoso (2.060 m), tiramos por el camino de las Colladinas. Andado medio kilómetro, cogemos a la izquierda el sendero señalizado a Tiro Callejo y la Torre de la Palanca (2.080 m, 0,5 km).

Torre de la CeladaLa desviación a la Palanca.

La trocha, marcada con hitos y pintura amarilla, enfila al noroeste y supera un primer resalte fácil.

Ascensión a la Torre de la Celada y la Torre de la PalancaEl primer resalte.

Por encima del resalte, el camino se divide (2.250 m, 1 km): la senda de la derecha (señalizada con pintura amarilla) se dirige a Tiro Callejo; la de la izquierda (marcada solo con hitos) se encamina a la Palanca. Esta última, que es la que nos interesa, mantiene el rumbo noroeste para acercarse a las paredes de la Torre Delgado Úbeda.

Torre de la Celada

Ascensión a la Torre de la Celada y la Torre de la PalancaDetalle del itinerario entre el primer y el tercer resalte.

Un incómodo pedrero (que se cruza mejor por las huellas de paso más altas) nos deja junto a las paredes. Tras superar un segundo resalte (I), proseguimos el ascenso pegado a ellas, siguiendo una llamativa hilera de rocas rojizas que nos lleva rumbo noroeste.

Al pie de la Torre Diego Mella, nos topamos con el tercer resalte (I+). Luego, tras ganar unos metros por una estrecha faja ondulante, la senda vira a la derecha (este) para sortear, llaneando, las estribaciones orientales de la torre (2.475 m, 1,7 km).

Torre de la CeladaVista hacia atrás del itinerario desde el tramo horizontal.

El descanso dura poco, y, enseguida, retomamos el ascenso por una pendiente de piedras finas.

Ascensión a la Torre Diego Mella desde Collado JermosoItinerario de ascensión. Fotografía tomada desde la Torre del Friero.

Unos metros más arriba, abandonamos el itinerario a la Torre de la Palanca (2.520 m, 1,8 km), y ganamos la divisoria del cordal transversal de las torres Diego Mella, Delgado Úbeda y Peñalba.

Torre Diego MellaÚltimo tramo de la ascensión.

Nuestro objetivo se encuentra ya casi a tiro de piedra. Rodeamos un primer promontorio por la izquierda, bajamos unos metros para acceder a un canalizo terroso que nos conduce a la zona cimera de la montaña, y, caminando por la divisoria, alcanzamos la cumbre (2.535 m, 1,9 km).

Vistas desde la cima

Distancia (ida y vuelta) 3,9 kilómetros
Ascensión acumulada 510 metros

Distancia (ida) 1,9 kilómetros
Ascensión acumulada 490 metros

Mapa de la ruta Track
site stats