Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Cueto Cabrón

Al norte del Gilbo, se alza el Cueto Cabrón, un monolito calizo que no destaca por su altura, más bien escasa (1.539 m), sino por los verticales paredones que guardan su cima y le confieren un aspecto inaccesible.

Cueto CabrónEl Cueto Cabrón visto desde el Gilbo. Por la estrecha canal de su cara sur es posible bajar rapelando; también se puede ascender, pero para ello hay que salvar algunos pasos expuestos, difíciles de asegurar (II/III).

Estas dos conspicuas montañas del paisaje riañés se hallan separadas por la diminuta collada Bachende, apenas 130 metros más baja que la cumbre del Cueto Cabrón.

No es por aquí, sin embargo, por donde discurre la vía de ascensión, sino por la vertiente opuesta, la norte, constituida por un abrupto contrafuerte en el que sobresale una puntiaguda cima secundaria.

Por esta vertiente, existen dos posibles variantes que se unen en la collada que forman la cumbre principal y la secundaria.

Cueto Cabrón

Primer itinerario (línea roja)

A grandes rasgos, la vía rodea la cima secundaria por el oeste, gana la brecha que se abre al sur de esta cima y sube a la cumbre por la ladera septentrional de la montaña, el único sitio donde los farallones rocosos pierden verticalidad y se tornan transitables.

La ascensión no presenta dificultades técnicas, pero discurre por terreno complejo, muy pendiente y escabroso, colgada a veces sobre un respetable vacío.

Cueto cabrónPanorama desde la cima del Cueto Cabrón.

Aparco el coche nada más pasar el largo viaducto que cruza el pantano a la salida de Riaño en dirección a Cistierna (1.110 m).

Tiro por la pista que, bordeando el embalse, enfila hacia la zona recreativa de las Viescas.

Desde las Viescas (1.120 m, 1,9 km), una pista, a la orilla siempre del embalse, se encamina hacia el Cueto Cabrón pasando por las viejas instalaciones de carga de las minas de arsénico.

La pista se extingue junto a los espectaculares cortados en los que termina el contrafuerte septentrional de la montaña. Unos metros antes (1.110 m, 3 km), se abandona el camino para ascender por el hayedo.

El bosque carece de senderos y referencias claras. Se progresa hacia el suroeste con la idea de alcanzar la única zona en la que el violento espolón del Cueto Cabrón se hace accesible. Lo mejor, por tanto, es no alejarse demasiado de la roca, sólo lo suficiente como para ir sorteando los resaltes.

A unos 1.200 metros de altitud, se dobla hacia el noroeste para auparse al contrafuerte rocoso (1.275 m) por una zona relativamente suave. Tras descender unos metros por la vertiente opuesta, se alcanza una pina y boscosa canal por la que hay que continuar ascendiendo, mejor arrimándose a las rocas del espolón.

Al salir del hayedo (1.340 m), el itinerario prosigue al lado de los resaltes, superando una pendiente herbosa, muy fuerte en su tramo inicial, que desemboca en la collada (1.391 m, 3,8 km) situada entre la cima principal y la cota 1.413.

Desde el horcajo se continúa subiendo por la ladera izquierda, cerca siempre del espolón rocoso. La idea es llegar a un gran serbal que crece casi en la vertical del collado. La pendiente, colgada sobre un gran vacío, impresiona, pero se hace bien.

Un poco por encima del árbol, una rampa en la que crecen avellanos, agracejos y muchas otras especies vegetales conduce a la cresta cimera (1.515 m, 4,1 km).

Cueto CabrónEn la cresta cimera.

La cumbre queda unos 150 metros hacia el sur; para alcanzarla se continúa por el filo de la cresta. Si esta opción impresiona por lo aéreo, se puede bajar un poco hacia la derecha y proseguir por una repisa, volada sobre el pantano, en dirección a dos árboles que medran debajo de la cima. Junto a ellos hay una gran roca separada de la pared lo suficiente como para permitir pasar y coronar el vértice del Cueto Cabrón (1.539 m, 4,25 km).

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones al Cueto Cabrón

 

Segundo itinerario (línea azul, recomendado)

Aunque aparentemente la fachada oriental del Cueto Cabrón resulta inexpugnable, hay una zona por la que, trepando con facilidad, se alcanza la collada (1.391 m) donde se enlaza con el itinerario anterior.

Cueto Cabrón

 

Collada BachendeEn la collada Bachende. Al fondo, el Gilbo.

Hasta el comienzo de la trepada se puede llegar desde la collada Bachende (bajando al lado de los farallones rocosos) o desde las Viescas (mejor porque no se pierde altura).

Desde las Viescas (a donde se llega siguiendo las indicaciones del itinerario anterior), se tira por la pista minera señalizada como ruta al collado del Baile (no por la que corre a la orilla del embalse).

Llegamos a las escombreras de las antiguas minas de arsénico (1.180, 2,6 km), y, unos 150 metros más allá, dejamos la ruta al collado del Baile y cogemos el ramal de la derecha.

Cueto CabrónLa zona donde las paredes orientales del Cueto Cabrón son vulnerables. La flecha indica el punto donde comienza la trepada.

Este camino (muy deteriorado al principio) desemboca en la collada Bachende. No es preciso llegar hasta aquí: tras ganar unos 100 metros de altura por él (1.290 m, 3,2 km), se abandona para cruzar el bosque en horizontal y alcanzar las paredes del Cueto Cabrón (1.310 m, 3,7 km). La travesía del bosque se realiza por una ladera muy pendiente y carente de referencias, donde lo mejor es buscar el terreno más cómodo mediante pequeñas subidas y bajadas.

Como ya se ha dicho, el Cueto Cabrón tiene al norte una pequeña cima secundaria. El collado entre las dos cimas divide el ascenso en dos partes.

La primera es muy pendiente. Los pasos no son difíciles (II) pero hay cierta exposición. Conforme subimos al collado (1.391 m, 3,9 km), las dificultades disminuyen.

La segunda parte (véase el itinerario anterior) se hace por las canaletas que suben a la izquierda de la divisoria. Tampoco hay dificultades dignas de mención, aunque el terreno es aéreo y muy abrupto.

Las canaletas desembocan en la cresta cimera a unos 150 metros de la cumbre. Lo que resta se puede efectuar por el filo (muy expuesto, imposible con nieve) o por una providencial repisa en la vertiente occidental (derecha). Coronamos así el Cueto Cabrón (1.539 m, 4,2 km).

Mapa de la ruta Track Wikiloc
Índice de ascensiones al Cueto Cabrón
site stats