Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Coruño, Monte de las Huelgas y el Hospital

El cordal oriental del Curavacas, a partir del amplio collado del Hospital, lo conforma una sucesión de montañas de suaves perfiles: el Hospital, el Monte de las Huelgas y el Alto de las Lagunillas.

CoruñoEl Curavacas y su cordal oriental desde las Ortigosas.

Rodeando por su base este notable nudo orográfico, el río Carrión describe una dilatada curva y labra valles tan sugerentes como el de Pineda.

Hoy, mi intención es conocer este rincón de la Montaña Palentina, un tanto relegado al olvido ante la fama (merecida, por supuesto) del cercano Curavacas, que suele llevarse casi todos los honores de los visitantes.

Para intentar alcanzar mi objetivo, aprovecharé el estribo que arranca de Vidrieros y que, a través de Coruño, va a parar al Monte de las Huelgas.

VidrierosLa iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y la pista que sube por la ladera de Coruño.

En la parte alta de Vidrieros (1.330 m) se levanta la pequeña iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, templo que, según reza en un cartel explicativo, conserva una portada románica tardía, y data del siglo XIII o principios del XIV.

Al lado de la iglesia, una pista sube haciendo zigzags por el robledal que tapiza la ladera de Coruño.

Cuando comienzan a dejarse ver los resaltes cuarcíticos, la pista se dirige hacia noreste, en busca del arroyo y el refugio del Pando.

No llego al refugio, sino que abandono el camino un poco antes (1.750 m, 2,9 km) para ganar, por terreno franco, el collado que forman Coruño y el Monte de las Huelgas (1.816 m, 3,2 km).

Desde el collado, una breve subida me pone en la cima de Coruño (1.864 m, 3,4 km), modesta montaña de magníficas vistas de la cara sureste del Curavacas y de la cresta oriental del Espigüete.

CuravacasEl Curavacas desde Coruño. En verde, el corredor Oblicuo (clic en la imagen para ampliar).

EspigüeteLa cresta oriental del Espigüete desde Coruño (clic en la imagen para ampliar).

De vuelta al collado, me preparo para afrontar la ladera meridional del Monte de la Huelgas. Tapizado de inestables pedreros, manchones de brezos y escobas, e inconsistentes neveros, la progresión por el largo recuesto resulta algo incómoda, así que me lo tomo con calma.

Monte de las HuelgasLa ladera meridional del Monte de las Huelgas desde Coruño.

A unos 2.050 metros de altitud, los conglomerados sustituyen a las cuarcitas sobre las que vengo haciendo equilibrios desde hace un buen rato.

Monte de las HuelgasLa laguna del Pozo Oscuro, el valle de Pineda y el Lezna desde la cima del Monte de las Huelgas.

Desde la cumbre del Monte de las Huelgas (2.221 m, 5 km) se divisa, aún helada, la laguna del Pozo Oscuro. Por cierto, el curioso nombre de la montaña se debe, según Tente Lagunilla, al monasterio burgalés de Santa María la Real de las Huelgas, antiguo propietario de los pastos de los alrededores.

Monte de las HuelgasEl Curavacas y el Hospital desde el Monte de las Huelgas.

El Hospital se ve cerca, pero en el camino hacia él se interpone un abrupto collado, defendido por unos riscos que, desde donde estoy, le dan un aspecto preocupante.

Monte de las HuelgasEl Monte de las Huelgas desde la vertiente meridional de Valdenievas. A la izquierda, el collado que lo separa del Hospital.

Desciendo hacia el collado para comprobar, con alivio, que mis temores eran infundados: los riscos se empiezan a rodear por la izquierda. Luego, se sube un poco, y se termina de superarlos bajando un corto corredor.

Monte de las HuelgasEl Monte de las Huelgas desde la ladera del Hospital. La flecha señala el corredor de paso.

Desde el collado (2.160 m, 5,4 km), una plácida subida me pone en la cima del Hospital (2.246 m, 5,7 km), balcón inmejorable para estudiar de cerca la cara este del Curavacas y contemplar la cara noreste del Espigüete.

EspigüeteCara noreste del Espigüete desde la cima del Hospital (clic en la imagen para ampliar).

Según Tente Lagunilla, el nombre del pico procede del hospital de la Herrada de Carrión de los Condes, establecimiento de asistencia a los peregrinos jacobeos que también tuvo pertenencias por estos pagos.

RebecoRebeco en la cima del Hospital.

Un terreno que se anda bien me lleva al collado del Hospital (2.154 m, 6,4 km), desde el que bajo directamente al arroyo Cabriles (1.590 m, 7,9 km).

CuravacasEl Curavacas y el collado del Hospital.

Ya solo me queda tirar hasta Vidrieros por el transitado camino de aproximación a Callejo Grande.

Distancia (total) 10,5 kilómetros
Ascensión acumulada 1.010 metros

Mapa de la ruta Track (Wikiloc)
site stats