Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Torrecerredo desde el Cable, por la senda de Arenizas y la collada Bermeja (subida opcional a la Torre Bermeja)

Torrecerredo, con sus 2.650 metros, es el techo de los Picos de Europa y la cordillera cantábrica.

La montaña se alza, muy lejos de cualquier lugar habitado, sobre las más remotas y solitarias depresiones de los Urrieles: el hoyo Grande y la canal de Dobresengos (oeste), el jou Negro (norte) y el jou de Cerredo (este).

Vistas de Torrecerredo

La primera ascensión conocida a su cumbre la protagonizaron, el 30 de julio de 1892, Aymar d'Arlot, Paul Labrouche, Juan Suárez y François Bernat-Salles, quienes, tras acampar el día anterior en el jou de los Boches, se encaminaron por el jou Sin Tierre a la horcada de Caín. Por esta horcada pasa también el itinerario que se propone a continuación, por lo que se puede considerar que rememoraremos, siquiera sea vagamente, las andanzas de los pioneros.

Desde el Cable (1.850 m), por el camino de los Horcados Rojos y la senda de Arenizas, alcanzamos la horcada de Don Carlos (2.413 m, 7,3 km).

Aquí, en lugar de descender hacia el jou de Cerredo, giramos a la izquierda y empezamos a remontar la ladera del Tiro del Oso.

Apenas diez metros más arriba, una cómoda cornisa nos permite trasponer con facilidad la arista noreste de la montaña.

Tiro del Oso y senda hacia collada BermejaEl enlace entre la horcada de Don Carlos y la collada Bermeja. Fotografía tomada desde el Pico Boada.

Itinerario entre la horcada de Don Carlos y la collada BermejaUn grupo de montañeros en la cornisa, haciendo el camino en sentido contrario..

La cornisa termina en un corto resalte que destrepamos.

Tiro del Oso y senda hacia collada BermejaEl itinerario hacia la collada Bermeja visto desde el borde septentrional del jou de Cerredo.

Proseguimos después en suave ascenso dejándonos guiar por la traza de paso marcada en la ladera noroeste del Tiro del Oso. El terreno, la típica mezcla de tierra y roca de Picos, no presenta dificultades reseñables y se anda bien.

Alcanzamos, así, el borde de un estrecho y resbaladizo surco de tierra rojiza erosionado por el agua y la nieve (2.460 m, 7,6 km). Descendemos unos metros para cruzarlo por donde se muestra más ancho y practicable.

Enlace entre la horcada de Don Carlos y la collada BermejaEnlace entre la horcada de Don Carlos y la collada Bermeja. Fotografía tomada desde Torrecerredo.

A continuación, retomamos el ascenso, y, tras atravesar una zona rocosa algo escarpada, las huellas dibujadas en la ladera terrosa nos llevan a la tranquila collada Bermeja (2.476 m, 7,9 km). Hasta aquí, también se puede llegar desde Caín, en una exigente excursión que transita por la canal de Dobresengos, el hoyo Grande y la espectacular rampa de Coello.

Enlace entre la horcada de Don Carlos y la collada BermejaEn la collada Bermeja, un grupo de montañeros se dispone a realizar el itinerario en sentido inverso.

Frente a las rutas alternativas que bajan al jou de Cerredo, la aproximación a Torrecerredo desde la horcada de Don Carlos siguiendo este itinerario entraña la nada despreciable ventaja de su escasa pérdida de altura. Además, la progresión es franca, y, prestando la debida atención, solo a la hora de cruzar el surco de tierra roja puede surgir alguna duda.

Desde la collada, ascendemos por la pacífica ladera de la Torre Bermeja hasta la base de los grandes pedreros que ocupan su parte superior.

Desde aquí, la Torre Bermeja se corona con facilidad. Solo hay que abandonar momentáneamente el itinerario a Torrecerredo para dirigirse al collado que se abre a la derecha (norte) de la Bermeja y pasar a la vertiente del hoyo Grande, por donde se alcanza enseguida el punto culminante de la montaña. Este corto desvío apenas supone una subida de 70 metros a lo largo de 0,2 kilómetros.

Ascensión a la Torre BermejaTorre Bermeja y su ruta de ascenso vistas desde Torrecerredo.

Ascensión a la Torre BermejaEn la vertiente del hoyo Grande y Dobresengos, a punto de coronar la Torre Bermeja.

Torrecerredo desde la Torre BermejaTorrecerredo desde la Torre Bermeja.

Para acercarnos a Torrecerredo, seguimos en horizontal por debajo de los pedreros de la Bermeja, hasta dar con una corta canaleta por la que descendemos (2.530 m, 8,1 km).

Ascensión a TorrecerredoItinerario de subida a Torrecerredo desde la collada Bermeja. En azul, el tramo visible de la ascensión a la Torre Bermeja. Fotografía tomada desde el Pico Boada.

Ascensión a TorrecerredoEl itinerario de ascenso visto desde el Neverón de Urriellu.

Estamos ya en los dominios directos del techo de Picos: solo resta una suave aproximación para llegar al arranque de su vía normal de ascensión (2.520 m, 8,4 km).

Debido a su mucho tránsito, el camino a la cumbre está tan marcado que es fácil seguirlo. Daremos, no obstante, algunas indicaciones al respecto.

La vía describe una gran curva en la cara este de la montaña. Comienza remontando escupideras y dirigiéndose hacia el noroeste (derecha). Lógicamente, en este primer tramo, resulta preferible ascender por aquellas zonas donde aflora la roca sólida.

Ascensión a TorrecerredoVista de Torrecerredo desde la ladera de la Torre Bermeja.

Viene luego una estrecha y descompuesta canal que debemos abandonar por la derecha en cuanto sea posible con la finalidad de ganar su cabecera por terreno más firme y seguro (II).

Ascensión a TorrecerredoUn grupo de montañeros a punto de entrar en la canal. Obsérvese cómo el terreno de la izquierda (derecha en el sentido de subida) es más practicable que el fondo de la canal.

Ascensión a TorrecerredoLlegando a la cabecera de la canal. En primer plano, la zona de gradas, que, como se aprecia, resulta fácil pero expuesta.

Una vez en la cabecera de la canal (2.570 m, 8,5 km), la cruzamos, y, variando nuestro rumbo al suroeste (izquierda), entramos en la impresionante zona de gradas de la torre.

Ascensión a TorrecerredoComenzando a subir la zona de gradas.

Siempre con tendencia hacia la izquierda, ascendemos seleccionando los mejores pasos, que son muchos y sencillos (II).

Ascensión a Torrecerredo

Ascensión a TorrecerredoEn la zona de gradas.

Dado el vacío que se abre a nuestra espalda, resulta una obviedad necesaria decir que debemos extremar las precauciones, mantener la concentración y olvidarnos de las prisas.

En ningún caso intentaremos ganar directamente la cresta cimera, defendida por un expuesto y peligroso resalte vertical, sino que proseguiremos con nuestro avance en diagonal hacia una característica oquedad.

Ascensión a TorrecerredoEn la oquedad.

Ascensión a TorrecerredoLlegando a la cima.

Rodeando la oquedad, también por la izquierda, salimos a la cresta a escasos metros de la cumbre (2.650 m, 8,6 km).

Vistas desde la cima

Distancia (total) 17,5 kilómetros
Ascensión acumulada 1.500 metros
(Incluyendo la subida a la Bermeja)  

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones a Torrecerredo
site stats