Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Ascensión a la Torre de Altaiz por el collado de Fuente Escondida (con subida opcional a San Carlos)

Último eslabón del cordal que desde el Llambrión se proyecta hacia naciente, la Torre de Altaiz, una especie de antecima del Pico San Carlos, se yergue sobre la canal de San Luis, los hoyos de Lloroza y el hoyo sin Tierra, muy cerca del Cable, desde donde se divisa a la perfección su conspicua silueta.

Torre de AltaizLa Torre de Altaiz desde el Cable..

La ascensión desde el collado de Fuente Escondida resulta uno de los itinerarios más interesantes para subir a Altaiz. Pero no es una ruta fácil. Si desea coronar la montaña por un itinerario más sencillo y menos expuesto, vea la ascensión a la Torre de Altaiz por la canal de San Luis.

Desde el Cable (1.850 m), hasta donde se puede llegar en el teleférico de Fuente Dé, por la senda del Hachero o por la canal de la Jenduda, alcanzamos con comodidad la Vueltona (1.930 m, 2,3 km), donde abandonamos el señalizado camino a Cabaña Verónica para proseguir por la pista minera de la izquierda, que nos lleva al collado de Fuente Escondida (2.050 m, 3,9 km).

Hacia la Torre de AltaizPor la pista minera hacia la Torre de Altaiz.

Desde el collado, la pista comienza a ascender por la falda de Altaiz, y poco después se pierde (2.080 m, 4 km).

Collado de Fuente EscondidaEl collado de Fuente Escondida. El escuálido manantial se encontraba hoy oculto por el nevero.

Remontamos entonces directamente la pendiente que tenemos a nuestra derecha, y ganamos la divisoria del hoyo sin Tierra y los hoyos de Lloroza.

Por la misma divisoria, siguiendo a veces algunas trazas de sendero, nos vamos aproximando a las paredes.

Al llegar a ellas, vemos a nuestra izquierda (sur) el camino tallado en la roca que daba acceso a las labores mineras abiertas muy cerca de la cresta cimera de Altaiz.

Las minas de zinc de este sector de Lloroza estuvieron activas durante el primer cuarto del siglo XX. Para enlazar las labores superiores con el collado de Fuente Escondida, se construyó un cable que fue desmantelado en 1943.

Hasta aquí, la ruta no plantea complicaciones o riesgos dignos de mención. En realidad, hemos seguido viejos caminos mineros, un poco peor conservados en el último tramo.

Sin embargo, a partir de aquí, las cosas cambian diametralmente, y, aunque las dificultades técnicas no sean excesivas, el tipo de terreno, aéreo, plagado de resaltes y con tramos muy resbaladizos, entraña un importante riesgo objetivo que hay que saber gestionar.

Torre de AltaizA punto de entrar en el camino tallado en la roca.

El camino excavado (2.200 m, 4,4 km) tiene un primer tramo largo, recto y de ascenso suave. El patio a nuestra izquierda va creciendo, aunque el camino tiene la anchura suficiente para transitar por él con tranquilidad. Describe después una pronunciada curva, y, unos metros más allá, desemboca en una escupidera y desaparece.

Tenemos por delante una pina pendiente, terrosa, descompuesta y muy resbaladiza, colgada sobre un cortado más que notable. Un tramo, en definitiva, peligroso, en especial en los primeros metros, cuando el avance se realiza al borde del abismo.

Ascensión a la Torre de AltaizEn la escupidera, llegando a la bocamina de la que sale el agua que se aprecia en la fotografía.

En la progresión, resulta imprescindible buscar presas de mano para evitar que un resbalón se convierta en un deslizamiento descontrolado. El riesgo se multiplica en la bajada, por lo que En Defensa de las Montañas recomienda utilizar otro itinerario para regresar.

Torre de AltaizEl itinerario de ascenso visto desde Peña Vieja.

Llegamos así a una zona donde se abre una larga galería (que creemos atraviesa de lado a lado la montaña) y la pendiente nos da una tregua (2.250 m, 4,6 km). Aquí, en lugar de seguir escupidera arriba, la abandonamos describiendo una curva hacia la derecha. La ascensión se desarrolla ahora por terreno más sólido y seguro.

La idea es ganar la cresta en el lugar del que arranca una estrecha y oscura canal, perfectamente visible desde donde nos encontramos, pero progresando, en lugar de por su muy descompuesto fondo, por una providencial rampa dibujada en su lateral derecho.

Ascensión a la Torre de AltaizLlegando a la cresta por el lateral derecho (en el sentido de subida) del canalón.

Superado este tramo, hacemos pie en una tranquila sillada (2.280 m, 4,7 km) donde nos tomamos un respiro antes de acometer la cresta cimera de la torre.

Ascensión a la Torre de AltaizA punto de iniciar el recorrido de la cresta.

Una sencilla trepada (II-) nos pone en el filo de la cresta, que resulta ser de buena roca, gran ambiente y escasa pendiente, pero aérea y salpicada de algunos pasos (II) en los que es menester extremar la precaución.

Ascensión a la Torre de AltaizEn la cresta de Altaiz.

El paso más comprometido aparece cerca ya de la cumbre: una minúscula brecha nos obliga a efectuar un corto destrepe (II+) y a remontar, acto seguido, una somera llambria (II-).

La cresta de la Torre de AltaizLa cresta meridional de Altaiz vista desde la ladera de San Carlos.

Cresta de la Torre de AltaizLa cresta desde la Padiorna. Recuerde que el acceso se realiza por la otra vertiente.

Un poco más allá de este último obstáculo, nos espera la ancha y plana cumbre de Altaiz (2.334 m, 4,9 km).

Desde la cima de Altaiz, es relativamente rápido y sencillo coronar el vecino Pico San Carlos.

Para ello, en lugar de avanzar a plena cresta, donde unos resaltes se interponen en nuestro camino, cruzamos el bucólico hoyo que se abre al suroeste de la cumbre, y descendemos unos metros hacia el sur (izquierda).

De Altaiz a San CarlosLa brecha que permite pasar con facilidad de Altaiz a San Carlos.

No tardaremos en divisar una pequeña brecha abierta en la pared de los resaltes que nos permite pasar al otro lado, donde una pedregosa y fácil ladera nos lleva a la cima de San Carlos.

Para regresar, consulte las rutas al Pico San Carlos y a la Torre de Altaiz por la canal de San Luis. Cualquiera de las dos resulta más segura para descender que este itinerario.

Distancia a Altaiz (regresando por la canal de S. Luis) 8,5 kilómetros
Ascensión acumulada 570 metros

Mapa de la ruta Track
Índice de ascensiones a la Torre de Altaiz
site stats