Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

El Abedular y la Sierra de Llobiles

En la visita a las fuentes del Esla, no puede faltar un recorrido por el Abedular (la montaña que se levanta al noreste del puerto de Tarna) y su prolongación hasta el puerto de Ventaniella, la Sierra de Llobiles, denominación evocadora de tiempos en los que el gran cánido abundaba en estas boscosas laderas.

AbedularLa Sierra de Llobiles desde el Abedular. En primer plano, la cabecera del río Ponga.

Hacia Asturias, el Abedular y la Sierra de Llobiles forman el circo donde nace el río Ponga, uno de los principales afluentes del Sella.

No menos interés tiene la vertiente leonesa de los dos accidentes orográficos, pues en ella rompen los arroyos Valdosín y Naranco, precursores del Esla.

AbedularNacimiento del Esla en Valdosín, lugar de confluencia de los arroyos que bajan de Ten, Ventaniella y la Sierra de Llobiles. La fotografía se ha tomado desde la cuerda de esta sierra, en la parte alta del valle de los Lobos (clic en la imagen para ampliar).

Desde el área recreativa de Carbellares (a unos 2,5 kilómetros de la Uña), cojo el camino de Ventaniella y me adentro en el valle de Valdosín.

Del establo levantado en el valle parte una pista que cruza el Esla y corre hacia poniente por la margen derecha del arroyo Valdosín.

Enseguida se interna en un frondoso hayedo, por el que avanza durante dos kilómetros, hasta un claro del bosque donde termina (1.440 m).

Para alcanzar la línea de cumbres, prosigo con el mismo rumbo, primero por el bosque, y después por terreno abierto. Gano así el collado (1.684 m) que se abre al noreste del Porrón o Pico Cotalbo (1.767 m).

Desde esta cima, que avizora hacia el sur el Mampodre y las extensas praderas de Riosol, casi sin perder altura llego en unos minutos al collado homónimo (1.751 m), del que arranca la inmediata cumbre del Abedular (1.816 m), señalada atalaya de dilatados horizontes leoneses y asturianos.

AbedularPanorámica del Parque Natural de Redes desde el Abedular. A la izquierda, el valle alto del Nalón y la localidad de Tarna. A la derecha, el Maciédome o Alto de Ponga y el Tiatordos, ambos en la divisoria de los concejos de Ponga y Caso. Sobre la carretera, que se dirige a la capital asturiana, se eleva la Peña Montobiu.

Desandando el camino hasta el collado en el que hice pie en la línea de cumbres, y, siguiendo por la cuerda de la sierra, subo rápidamente a la cima del Pico Llobiles (1.701 m), cuya abrupta ladera oriental me obliga a realizar un leve rodeo por el sur para retomar la loma en el Llobil Bajo (1.631 m).

AbedularLa cabecera del río Ponga vista desde el Llobil Bajo, con el Abedular (izquierda), el collado Llagu y la Xerra Montobiu.

Por lo más alto del cordal continúo, ya sin problemas, hasta la embocadura del valle de los Lobos, donde tiene su nacimiento el arroyo Naranco.

Aquí se abren dos posibilidades. La más corta consiste en descender directamente por el valle de los Lobos, atravesando por la vertiente izquierda un umbroso hayedo que termina en las extensas brañas donde se unen los arroyos Naranco y Valdosín para formar el Esla, en los alrededores del establo por donde pasé a la ida.

La alternativa más larga sigue hacia el noreste, sube a los picos Lobil Cimero (1.675 m) y Piedrahita (1.628 m), y desciende por la ladera sureste de esta montaña hasta las inmediaciones del puerto de Ventaniella (1.427 m), donde se enlaza con el tranquilo camino que viene de la asturiana ermita del mismo nombre; un sendero que, a la vera del arroyo del Puerto, encajado entre Piedrahita y los Picos de la Castellana, conduce, tras agradable y relajante caminata, a la llanada de Valdosín.

Mapa de la ruta Track
site stats