Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Las tres majadas segovianas de Peñalara

En la ladera noroeste de Peñalara, en la parte alta del pinar de Valsaín, entre los 1.700 y los 1.900 metros de altitud, se esconden tres pequeños chozos, cuya visita en verano constituye un largo pero fácil y agradable paseo.

En esta ocasión, la excursión se efectuó en condiciones invernales (en un mes de febrero con mucha nieve) y sin huellas de paso entre el puente del arroyo de los Carneros y la majada Hambrienta.

PeñalaraHacia la fuente Chotete: pista asfaltada, camino sin pérdida posible (de momento).

La orientación resultó, por tanto, problemática y sólo fue posible completar la ruta con la ayuda de un GPS.

Esto significa también que el track, entre los dos lugares mencionados, no sigue con precisión ningún sendero, cuestión que debe recordarse si se acomete la excursión en condiciones no invernales.

PeñalaraInvierno en los bosques de Valsaín.

En la Pradera de Navalhorno (1.200 m), cojo el Sendero de los Reales Sitios. En la primera intersección, en lugar de tirar hacia La Granja, sigo por el ramal de la derecha.

Dejo a la izquierda la fuente del Nogal, y cruzo el puente del Vado de los Tres Maderos (1.240 m, 1,3 km).

La pista, en su suave ascenso hacia el boscoso promontorio de la Silla del Rey, cruza un canal de riego. Descarto la inmediata desviación a la derecha y alguna que otra trocha que baja hacia La Granja.

Fuente ChoteteLa fuente Chotete.

Un poco más adelante, la pista se divide en dos: continúo por la izquierda. Enseguida aparece la fuente Chotete (1.470 m, 3,8 km).

Arroyo carnerosEl arroyo de los Carneros.

Setecientos metros más allá cruzo el puente sobre el arroyo de los Carneros (1.530 m, 4,5 km), y, ya sin más referencias que el curso de agua, asciendo por la margen izquierda del arroyo. A unos 1.650 metros de altitud, las características del terreno me obligan a separarme momentáneamente del regato. Vadeo dos afluentes menores; y, tras cruzar el segundo, llaneo hacia el norte para alcanzar mi primer objetivo.

La majada del Tío Blas se encuentra a 1.700 metros de altitud (6,3 km), en un pequeño claro del bosque, en la misma orilla del arroyo.

Majada del Tío BlasEl muy escondido chozo de la majada del Tío Blas.

Téngase en cuenta que, además de los arroyos representados en el mapa del IGN, corren por el pinar algunos más que pueden propiciar la desorientación si los senderos están ocultos por la nieve.

Desde la majada me encamino al Raso del Pino, enclave situado a 1.800 metros de altitud (7,9 km). Debo ganar pues unos 100 metros, aunque, como se ve en el mapa, subí demasiado y tuve que descender unos 30 metros aproximadamente.

Raso del PinoRaso del Pino.

En el muy transitado camino entre el Raso del Pino y el chozo Aranguez, no había en esta ocasión ni una sola huella.

Se trata de un camino por el que he pasado en incontables ocasiones, pero la nieve acumulada y las ramas de los pinos vencidas por su peso hacen que todo me resulte extraño. Sé que tengo que ganar suavemente algo de altura, cruzar la Chorranca y el arroyo de las Almas del Diablo. Aun así, dudo varias veces.

PeñalaraLa ladera de Peñalara desde Aranguez.

En el chozo Aranguez (1.890 m, 10,2 km), Peñalara me saluda con su invernal cara de pocos amigos. Cosa que hoy, al no pretender su cima, me preocupa menos.

Chozo AranguezEl chozo Aranguez con Peñalara como telón de fondo.

chozo AranguezEl flamante chozo Aranguez, rehabilitado en 2014.

Para llegar a la majada Hambrienta, toca bajar algo y reentrar poco a poco en el bosque. Sin nieve, el sendero es impreciso y estrecho, ganado por la vegetación en algunas zonas. Con nieve, la ausencia de referencias es total.

Majada HambrientaEl chozo del Tío Levita en la majada Hambrienta.

Pero tampoco hay que echarse a temblar. Ligeramente por debajo de la majada discurre una pista. Bajando rumbo a poniente, si hay suerte, daremos directamente con la majada. Si no la hay, como ocurrió en esta ocasión, haremos pie en la pista, desde donde localizar la majada es fácil (1.780 m, 11,6 km).

Majada HambrientaLa fuente de la majada Hambrienta.

Los problemas de orientación quedan atrás. La ancha pista forestal deja a la derecha la fuente de la majada (1.770 m, 12 km), y, a la izquierda (bastante más abajo), la fuente de la Cruz de Abastas (1.420 m, 14,4 km), la cueva del Monje y la fuente del Milano (1.340 m, 16,4 km).

Cueva del MonjeLa cueva del Monje.

Finalmente, conecta con el itinerario de subida en el puente del Vado de los Tres Maderos.

Distancia (total) 18,8 kilómetros
Ascensión acumulada 740 metros

Mapa de la ruta Track
Índice Peñalara
site stats