Picos de Europa Otras montañas Fauna Flora Gea

Ascensión a la Torre del Medio por el sedo la Garcia

La Torre del Medio, conocida en Caín con el nombre de Torre del Hoyo de la Llera, es uno de los más destacados eslabones del gigantesco cordal del Llambrión.

De sus dos vertientes más significativas, la norte, la que da a Caín , aunque no exenta de cortados y precipicios, resulta algo más amable. En cambio, en la cara sur, los paredones infranqueables de la torre se derrumban sobre los argayos Mermejo y la Garcia, componiendo, cuando se miran desde Valdeón, una de las imágenes más abruptas y características de Picos.

Vistas de la Torre del Medio

Precisamente por el laberinto de riscos y abismos de la vertiente sur, discurre esta ruta. Para completarla habrá que rastrear los vestigios de las antiguas sendas trazadas, con una determinación que hoy nos asombra, por pastores y mineros.

Se trata de una ruta de gran dureza, con tramos expuestos, de complicada orientación, carente de caminos y señalización en la mayor parte de su recorrido. Impresiona pensar que haya habido personas capaces de ganarse la vida en estos derroteros.

Si prefiere una ruta más sencilla para alcanzar la cima, vea la ascensión a la Torre del Medio por el Pamparroso.

fuente teja oscuraLa fuente de la Teja Oscura (690 m) en la carretera de acceso a Caín.

Desde la fuente de la Teja Oscura (690 m), cogemos la pista que baja al Cares y lo cruza por el puente Barrejo (675 m, 0,3 km). Seguimos por ella hasta la majada Fresnedo (770 m, 0,9 km).

Majada FresnedoLa majada Fresnedo.

Majada FresnedoAl llegar a Fresnedo (los Manzanedos en el mapa), lo mejor es rodear la caseta de la foto siguiendo la dirección de la flecha. Se pasa entre el cercado de la casa y el de una pequeña parcela situada a su lado. La senda va girando hacia la derecha por detrás de la edificación.

En Fresnedo, rodeamos por detrás una flamante y lujosa caseta vallada, y proseguimos por una senda que enseguida gira a la izquierda. Cuando, unos 200 metros más allá, se bifurca (825 m, 1,2 km), tiramos por la derecha.

Itinerario de ascenso a la Torre del MedioEl itinerario de ascenso visto desde la Torre de Arestas central.

De nuevo, el sendero vira a la izquierda y se dirige, ya sin pérdida posible, a la conspicua pica del Joyo Bellán (Hojaos en el mapa) (920 m, 1,8 km). Con los caminos muy desdibujados, ascendemos al collado que tenemos enfrente (1.010 m, 2,1 km), un collado que se abre entre la Torre Jancao y el pequeño cuerno rocoso que se eleva a su izquierda.

El sedo la Garcia desde la RoblizaEl comienzo de la ruta visto desde la Robliza.

collado JancaoEl collado de la Torre Jancao. Mejor que de frente, es preferible subir en diagonal desde la derecha, donde hay una senda.

En el collado no sabemos por dónde seguir. Aunque en el mapa figura un camino, nosotros no lo localizamos. El pequeño rellano se encuentra cubierto de vegetación y rodeado por el bosque. Sabemos que tenemos que bajar al argayo Mermejo, cuyo cauce no dista mucho de donde nos encontramos, pero del que nos separa un terreno muy pendiente. Después de mirar durante un buen rato, bajamos como podemos, con la sensación de que tiene que existir un itinerario mejor (en una excursión posterior hallaríamos el sendero, de cuyo trazado apenas quedan vestigios).

Argayo MermejoDescenso desde el collado al argayo Mermejo. La flecha señala la roca que sirve de referencia para encontrar la senda. El sendero pasa por encima de otras tres rocas al poco de empezar a bajar. Luego, entra en el bosque, y cuando alcanza las paredes desciende directamente al cauce del argayo.

Una vez en el argayo (960 m, 2,4 km), seguimos por su cauce o por su orilla derecha (en sentido hidrográfico) hasta que se vuelve intransitable.

Debemos entonces abandonarlo para ir en busca del argayo la García. Los dos arroyos se unen unos doscientos metros aguas arriba, formando un horcajo infranqueable. La idea es trasponer la muralla que tenemos a nuestra izquierda (derecha hidrográfica) para salir al argayo la Garcia en una zona menos escarpada.

Siguiendo algún somero rastro de paso (no sabríamos decir si de personas o animales), ascendemos por la ladera de la izquierda, con la vista puesta en el paredón donde supuestamente se encuentra el sedo la Garcia, un atrevido camino tallado en la roca.

Hacia el sedo la GarciaRemontando la dura pendiente que sube al sedo la Garcia desde el argayo Mermejo.

Cruzamos una zona boscosa y, efectivamente, allí están las llambrias de acceso al sedo (1.100 m, 2,8 km). Las fáciles llambrias dan paso a una rampa herbosa en la que crecen algunos árboles. Antes de llegar al último, arranca el espectacular tramo barrenado: toda una obra de ingeniería colgada sobre el abismo. Lo superamos andando, pero pegados a la pared y tragando saliva de vez en cuando. Increíble.

El sedo la Garcia

El sedo la Garcia

El sedo la Garcia

sedo la garciaEl sedo la Garcia.

Luego, el sedo pasa al otro lado de la pared y se torna menos aéreo. Bastantes metros más abajo, divisamos el argayo la Garcia; pero en lugar de descender directamente hasta él, seguimos por la ladera en dirección a una gran roca encajada en el cauce.

Esta larga travesía, carente de dificultades técnicas, resulta algo aérea y conviene extremar las precauciones, en especial, si el terreno se encuentra húmedo. No subimos demasiado por la ladera: tomamos como referencia el bloque que tapona el cauce, con el fin de no superar su altura.

argayo la garcia

Sedo la Garcia

Sedo la GarciaPor la ladera de la izquierda hay que dirigirse a la roca encajada en el cauce del argayo la Garcia.

Una vez al pie del argayo, la roca se rodea sin dificultad por la izquierda. Proseguimos, entonces, por el cauce, todavía muy encajonado. Un poco más adelante, superado un resalte (II), el terreno se abre (1.270 m, 3,3 km) y ante nosotros se despliega la inmensa ladera herbosa que cae de las Traviesas del Pamparroso.

Cruzamos la vaguada, y por una fácil pero dura pendiente salimos a la collada del Aceo (1.450 m, 3,8 km).

Torre del MedioAscenso desde la collada del Aceo al Jorcau del Hoyo de la Llera. La collada del Aceo separa los argayos Mermejo (derecha) y la Garcia (izquierda).

Desde donde estamos, que no es otra cosa que la divisoria de los argayos Mermejo y la Garcia, continuamos por la misma cuerda, hacia un primer resalte que rodeamos por la derecha.

Torre del MedioDesde la collada del Aceo, rodeamos el primer resalte por la derecha.

Por encima del resalte, nos reencontramos con el argayo la Garcia (1.740 m, 4,4 km), en uno de los contados lugares donde el murallón rocoso permite acceder a las Traviesas del Pamparroso.

Nos metemos en la cabecera del argayo, aunque apenas progresamos por su cauce, pues lo abandonamos dos veces: una al poco de empezar, y otra más arriba cuando se torna impracticable. En ambas ocasiones, ascendemos por las pendientes herbosas de la izquierda. El terreno tiene una notable inclinación y exige alguna que otra trepada, pero se hace bien.

argayo la garciaLa cabecera del argayo la Garcia permite acceder a las Traviesas del Pamparroso.

Finalmente, hacemos pie en las Traviesas (1.950 m, 4,9 km) a la altura del gran pedrero sobre el que se eleva el murallón de las Torres.

Remontamos el pedrero hasta su punto más alto para acceder a una repisa de hierba sorprendentemente cómoda, por la que continuamos en horizontal.

Torre del MedioEn la terraza herbosa, con la cima de la Torre del Medio a la vista. Para alcanzar con comodidad el Jorcau del Hoyo de la Llera, es importante remontar el pedrero de las Torres y acceder a esta terraza.

Poco antes de llegar a la altura de una cavidad, subimos unos metros para alcanzar un sistema de viras rocosas que desemboca en el Jorcau del Hoyo de la Llera (2.000 m, 5,2 km), collado de paso a la canal de Moeño.

Torre del MedioEn las viras que anteceden al Jorcau del Hoyo de la Llera. Observe la terraza herbosa a la derecha del montañero, y recuerde que debe abandonarla poco antes de llegar a una conspicua cavidad.

Desde aquí, la cumbre se alcanza con facilidad. Para ello, rodeamos el arranque de la cresta por la ladera herbosa de la derecha, cruzamos por arriba una canal y alcanzamos un colladín. Proseguimos a plena cresta o ligeramente por la derecha (por la izquierda, el abismo sobrecoge).

Torre del MedioLa ascensión a la cima desde el Jorcau del Hoyo de la Llera.

Cerca ya del final, nos topamos con una brecha, a la que es preferible acceder perdiendo unos metros por la ladera norte.

Torre del MedioLlegando a la brecha que antecede a la cumbre.

Salimos de la brecha remontando una pequeña llambria, tras la cual nos aguarda la cima (2.054 m, 5,4 km).

El regreso puede hacerse por el mismo itinerario o por el mucho más largo (7,7 km), pero más pacífico, camino de las minas del Rabico. Si optamos por este último, enlazaremos en collado Solano con el camino de aproximación a collado Jermoso desde Cordiñanes, camino que abandonaremos al poco de entrar en el hayedo de Asotín, para proseguir por una senda menos marcada que enlaza con el itinerario de ida al pie de la Torre Jancao.

Vistas desde la cumbre

Distancia (solo ida) 5,4 kilómetros
Ascensión acumulada 1.510 metros

Mapa de la ruta Track
Mapa del descenso Track
Índice de ascensiones a la Torre del Medio
site stats